Valentín González Formoso en el pleno de la Deputación da Coruña / Deputación da Coruña

Las cuatro diputaciones gallegas salen de la crisis con superávit

stop

Un estudio de la Red Localis constata el bajo nivel de endeudamiento de los organismos provinciales, con A Coruña y Lugo sin deuda viva

en A Coruña, 08 de noviembre de 2017 (12:59 CET)

Las diputaciones provinciales gallegas presentan un endeudamiento muy bajo, incluso en los años de recesión económica se constata importantes superávits presupuestarios. La tendencia en los últimos años ha sido de una reducción muy considerable de la deuda viva de las entidades provinciales. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio de la Red Localis, vinculada a la Universidade de Vigo.

Por ejemplo,  en diciembre de 2015 había dos diputaciones provinciales (A Coruña y Lugo) sin deuda viva. En diciembre de 2016 la deuda viva de la diputación de Ourense era de 19,8 millones y la de Pontevedra de 27 millones. La Red Localis, Red de Administración Local, presenta la tercera nota del Observatorio Municipal de Galicia, centrada en las diputaciones

El estudio constata un importante ajuste en los presupuestos provinciales en el capítulo de personal, gasto corriente en bienes y servicios y en gastos financieros. Lo mismo sucede con las inversiones de capital y transferencias de capital. Paralelamente, se vienen dedicando más fondos a la amortización de préstamos solicitados, lo que implica un mayor saneamiento presupuestario para las entidades provinciales.

Los presupuestos

La mayor parte del presupuesto de las diputaciones provinciales se destina a actuaciones de carácter económico (30%), especialmente en infraestructuras (21,5%); producción de bienes públicos de carácter preferente (12,8%), especialmente en cultura (6,2%), deporte (4,4%) y educación (1,9%); actuaciones de protección y promoción social (12,7%), sobre todo en servicios sociales y promoción social (6,6%) y fomento del empleo (4,1%) y, finalmente, en servicios públicos básicos (9,2%), especialmente en bienestar comunitario (3,7%) y vivienda y urbanismo (2,6%).

La capacidad fiscal propia de las diputaciones provinciales es muy limitada, dado que no tienen impuestos propios ni cedidos. El informe explica que esto genera una clara dependencia económica de las transferencias corrientes, en especial de naturaleza estatal que supera el 74% de todos sus ingresos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad