Las cajas envían a subalternos al Parlament

stop

Directivos de segunda fila de las entidades de ahorros catalanas informarán a la Cámara catalana de sus procesos de transformación

Votación en el Parlament

26 de abril de 2011 (18:29 CET)

Las cajas de ahorros catalanas enviarán esta mañana a directivos de segunda fila a informar al Parlament de Catalunya sobre su situación en un momento en el que están inmersas en transformaciones de gran magnitud. La Comisión de Economía y Finanzas, que preside el diputado de CiU, Antoni Fernández Teixidó, había convocado a representantes de las cajas catalanas para que dieran cuenta de su situación en la semana en que algunas de ellas han de enviar detallados planes de futuro al Banco de España o, como en el caso de La Caixa, han de aprobar su transformación en entidades bancarias.

A pesar de la solemnidad del marco y de la convocatoria, las cajas han decidido no enviar a sus primeros espadas: presidente o director general. Ninguna de ellas lo ha hecho, lo que hace suponer que han concertado esa actuación, según fuentes del sector. Al contrario, en la sede parlamentaria catalana informarán directivos de segundo nivel en algunos casos. En otros, asistirán responsables de marcado perfil técnico e, incluso, lo harán estudiosos y expertos en comunicación.

Cargos secundarios

La Caixa envía a Jordi Gual, subdirector general y economista jefe de la institución. Gual es un experto con gran reconocimiento académico, pero no es el portavoz institucional de la entidad y difícilmente se le atribuye una imagen ejecutiva en la primera caja de ahorros de Catalunya y España.

Un caso parecido es el de CatalunyaCaixa, que ha delegado para informar ante la Cámara al jefe de su servicio de estudios, el economista Xavier Segura.

La tercera caja de ahorros catalana, Caixa Penedès, inmersa en la creación del banco BMN, estará representada por tres personas. Dos con carácter técnico: Ricard Banquells y Enric Venancio, secretario general y director de inversiones y riesgos respectivamente. El tercer asistente, Albert Puig, es el jefe de comunicación corporativa de la entidad.

Por su parte, Caixa Laietana, vinculada al grupo Bankia, que lidera Caja Madrid, tendrá como representantes a dos técnicos: Pere Tió y Albert Juncà, secretario general y jefe de inversiones y préstamos, respectivamente.

A su vez, Unnim, la caja de ahorros fruto de la unión de las entidades de Sabadell, Terrassa y Manlleu, mantiene también el perfil discreto en su representación. En su nombre informarán a los diputados catalanes, Albert Renté, director del grupo financiero y Ramon Flo, director de la secretaría general y de los órganos de gobierno, respectivamente.

Procesos de cambio

En los momentos iniciales del proceso de fusión o de reestructuración de las cajas de ahorros uno de los aspectos que causó más controversia fue la negativa que desde el anterior Gobierno de la Generalitat se planteaba a acuerdos con entidades externas a la comunidad. Aquella oposición nunca se especificó oficialmente. Luego, las transformaciones se ajustaron a otros parámetros. Así, Unnim mantiene su composición únicamente catalana. La Caixa absorbió forzadamente a Caixa Girona. Caixa Catalunya se unió a las cajas de Tarragona y Manresa para crear CatalunyaCaixa. A su vez, Caixa Penedès se embarcó en el proyecto Mare Nostrum, con Caja Murcia, Caja Granada y la Balear Sa Nostra, y Caixa Laietana también participa en el proyecto que ha creado Bankia, que lideran Caja Madrid y Bancaja.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad