Lara Méndez se convierte en la primera alcaldesa de Lugo

stop

Lugo Novo y PSOE apoyan a la candidata del PSOE, que sustituirá al histórico Orozco

Lara Méndez

en A Coruña, 13 de junio de 2015 (12:58 CET)

Todo según el guión en Lugo. BNG y Lugo Novo han respaldado a Lara Méndez como alcaldesa, tras la renuncia de Xosé López Orozco a su acta de concejal para facilitar la investidura. Los nueve ediles del PP de Jaime Castiñeira, los dos de Ciudadanos de Olga Louzao y Alternativa Cidadá de Esquerdas, con Carlos Portomeñe, se han votado a sí mismos.

"El gobierno que propongo para la ciudad de Lugo tiene que basarse en dos máximas, transparencia y participación ciudadana. La transparencia es fundamental para que la administración municipal sea próxima, una persona solo puede sentirse próxima al ayuntamiento si lo conoce, por eso impulsaremos medidas muy concretas que, desde el primer minuto de este nuevo gobierno, den luz sobre cualquier actividad municipal", ha proclamado Lara Méndez en su discurso de investidura.

Loa a Orozco

La alcaldesa ha prometido el cargo, y solo un edil del PP, Enrique Rozas, lo ha jurado. En el caso del BNG han invocado el "imperativo legal", con el compromiso de "defender los intereses del Ayuntamiento de Lugo y del pueblo gallego". El único concejal de Alternativa Cidadá de Esquerdas (ACE), Carlos Portomeñe, ha hecho la promesa "sin renunciar" a sus "principios republicanos".

"Con la transparencia no basta, tenemos que trabajar también para dar mayor participación a los vecinos y vecinas de la ciudad, la participación de las personas de forma individual o a través de los colectivos sociales", ha proseguido Méndez en su intervención.

Tras hacer una loa de la política como "el gobierno de lo común", el discurso de Lara Méndez, que se ha convertido en la primera mujer que preside la corporación lucense en su historia, ha estado trufado de alusiones al que describió "como el mejor alcalde de la historia de Lugo y uno de los mejores de la historia de Galicia, José Clemente López Orozco".

Retos

"La remodelación del centro histórico, la integración de las parroquias de lo rural, el reconocimiento de la muralla de Lugo como Patrimonio de la Humanidad, la reconversión del matadero de Frigsa, el puente Blanco, el acceso a Lugo por Nadela, el Arde Lucus, y un largo etcétera, son grandes obras que pudo inaugurar el mejor alcalde de la historia de Lugo", ha dicho sobre Orozco.

Finalmente, Méndez ha dejado claro que su compromiso personal va a ser "servir a los demás las 24 horas del día. Ser alcaldesa de Lugo no es una imposición, y menos una consecuencia. Ser alcaldesa de Lugo es el mayor de los honores que puede tener un vecino de Lugo, trabajar por y para la ciudad en la que vive", se ha despedido entre aplausos, incluso desde los bancos de la oposición, incluido Jaime Castiñeira (PP).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad