Europa se resiste a confinarse pese al incremento de casos de coronavirus.

La Xunta vuelve a intervenir una residencia acosada por el Covid-19

El Gobierno gallego interviene el centro de mayores de O Incio (Lugo) tras el contagio de 59 usuarios, dos de ellos hospitalizados, y ocho trabajadores

La Xunta vuelve a intervenir un centro de mayores por los contagios de coronavirus. Se trata de la residencia de la Fundación San Rosendo en O Incio (Lugo) donde se han detectado 67 positivos, 59 usuarios y ocho trabajadores. Dos de los residentes han sido hospitalizados en el HULA.  

Las primeras residencias intervenidas por la Xunta fueron las de DomusVi en Cangas y Barreiro (Vigo), pero desde el mes de abril no consideró necesario tomar una medida así ante el retroceso de la pandemia. El brote de O Incio es el más importante detectado en uno de estos centros desde la desescalada. Los datos de la Consellería de Política Social difieren de los aportados inicialmente, cuando se informó de 65 usuarios contagiados.

Seguimiento del Sergas y separación por plantas de los residentes

Según el departamento que dirige Fabiola García, esta medida tiene como objetivo "garantizar la calidad asistencial" y la "correcta protección" de usuarios y trabajadores. Los profesionales del Sergas harán un seguimiento médico constante de los usuarios y supervisarán la correcta aplicación de protocolos.

Previamente, la Fundación San Rosendo había separado por plantas a los infectados. En una parte de las instalaciones permanecen todos los usuarios con un resultado positivo y asintomáticos, personas que son atendidas por un equipo que les presta atención en exclusiva y que sigue la evolución de su estado. Por su parte, en la segunda planta están los otros 60 usuarios que dieron negativo, así como el correspondiente equipo de profesionales designado para prestarles asistencia.

[related:2]

El municipio se para ante el brote

La primera alarma saltó por el positivo de una trabajadora, aparentemente vinculado al brote de Monforte. Se realizaron pruebas a todas las personas del centro, hasta un total de 190 PCR entre residentes y profesionales. El resultado fueron ocho trabajadores positivos entre los 74 que integran la plantilla del centro, así como 59 usuarios afectados de los cerca de 120 que allí residen.

El brote ha provocado conmoción en el municipio, donde no se habían conocido casos hasta el momento. El Concello ha decidido suspender de forma temporal el servicio de ayuda en el hogar, salvo en casos de especial vulnerabilidad. También se han cancelado las actividades lúdicas, culturales y deportivas, así como ferias y mercados. O Incio es una localidad parada por el Covid-19.

El Ayuntamiento ha habilitado un teléfono en el que ofrece colaboración a todos los vecinos:  982 427 014.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad