El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, con el presidente, Alberto Núñez Feijóo

La Xunta traza un protocolo sanitario para abrir el pequeño comercio

El presidente de la Xunta y el conselleiro de Economía acuerdan suministrar más material de protección para trabajadores y clientes y digitalizar negocios

El comercio gallego se prepara para una apertura gradual y ligada a la propia evolución del coronavirus. Es por ello que representantes del sector y de la Xunta de Galicia han comenzado a trabajar en la elaboración de un protocolo que permite que estos establecimientos vuelvan a la actividad con la mayor seguridad posible.

El presidente del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, se mantuvieron una reunión ayer con representantes del sector en la que se abordó la necesidad de que el Gobierno central establezca unas directrices claras para que el sector pueda reabrir con garantías tras las dudas generadas con la presentación del plan de desescalada.

Concienciación y mascarillas

A falta de estas directrices, el Gobierno gallego y los comercios trabajan en un protocolo propio para la reapertura, así como en un protocolo específico para las peluquerías por sus características especiales. Parte de este plan gira en torno a la implantación de los sistemas de prevención y de salud, incluyendo más material de protección tanto para los trabajadores como para los clientes, así como por la elaboración guías sanitarias y una campaña de divulgación e información de comercio seguro, con la que se colocarán las recomendaciones sanitarias de la Xunta en los mostradores de los establecimientos.

Otro de los puntos será la creación de la plataforma Comercio Seguro, para que cada comerciante, de forma directa y sencilla, pueda realizar un autodiagnóstico en línea que le facilite unas recomendaciones básicas sobre que medidas sanitarias y de prevención debe tomar en su negocio.

Inyección de liquidez

Este protocolo de reactivación del pequeño comercio se desarrolla en paralelo la inyección de liquidez a pymes y autónomos -un total de 30 millones de euros con los que se prevén movilizar 250 millones, así como la promoción del uso nuevos formatos de venta, partida para la cual se pondrán en marcha ayudas a la digitalización, la activación de las redes sociales, posicionamiento web, software de gestión o participación en portales. Además, ha incidido en el impulso a la logística y a la venta en línea.

Por último, el presidente de la Xunta ha señalado la opinión de la Xunta de que de que los ERTE de autónomos de baja por cese de actividad necesitan una actualización de la normativa para dar flexibilidad al comercio y permitir que se puedan adaptar al inicio de la actividad.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad