Heriberto García, responsable de Vivenda e Solo, preside el consejo de administración de Xestur / Xunta

La Xunta se topa con Hacienda, que acorrala a Xestur con inspecciones

Xestur se enfrenta a Hacienda y recurre liquidaciones de impuestos de las extintas "xestures" provinciales de A Coruña y Pontevedra

Cuando a una empresa le levantan actas de inspección fiscal tiene dos opciones. O firmar en conformidad y liquidar el impuesto según los dictados de Hacienda o hacerlo en disconformidad y activar una guerra jurídica que suele comenzar en los tribunales económico administrativos. Si esa empresa es de capital público, todo se complica un poco más. Es lo que le sucede a la Xunta con Xestur, la sociedad gestora de suelo y polígonos industriales, heredera de las cuatro antiguas "xestures" provinciales.

Ejemplo no es precisamente lo que parece dar la sociedad pública controlada por el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS), socio mayoritario de Xestur, que cuenta con una participación en su capital social del 93%. El control del organismo autónomo cuelga en última instancia de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda. Pues bien, Xestur se ha topado con el fisco, que le reclama el correcto pago de algunos impuestos, entre ellos el de Sociedades o el IVA.

La herencia de las "xestures"

Y todo por una herencia, la de las antiguas "xestures" provinciales, en este caso las de Pontevedra y A Coruña. Y a cuenta de las bonificaciones practicadas en la cuotas impositivas declaradas. Los propios gestores de Xestur admiten en la memoria de la compañía correspondiente a 2018 que están abiertos a inspección tributaria de Hacienda, más allá de los cuatro años preceptivos, el ejercicio de 2013 de la extinta Xestur Pontevedra. ¿El motivo? La aplicación de bonificaciones incluidas en el artículo 34 del Texto Refundido de la Ley del Imposto de Sociedades y varios trimestres correspondientes al  IVA.

A raíz de ese procedimiento inspector se abrió otra acta, correspondiente a 2012, para la también extinta Xestur Coruña. La causa es idéntica: las bonificaciones aplicadas para rebajar la cuota del impuesto. El mencionado artículo de la Ley del Impuesto de Sociedades alude al derecho una bonificación del 99% de la parte de la cuota íntegra del impuesto que corresponda a las rentas derivadas de la prestación de determinados servicios públicos, como los que realiza Xestur en relación a la comercialización de suelo industrial.

La recomendación de los asesores

Los gestores de Xestur se defienden al asegurar que se recomendó por parte de "los asesores fiscales la firma de actas en disconformidad al considerarse que las dos sociedades acreditaron suficientemente su derecho a la aplicación de la bonificación, en base a la doctrina de la propia Administración Tributaria y comprobaciones anteriores en las que se consideró correcta su aplicación".

En particular, los ejecutivos de Xestur se defienden esgrimiendo un informe elaborado por la Subdirección General de Ordenación Legal y Asistencia Jurídica del Departamento de Inspección, emitido o 5 de abril de 2010 a petición de la Dependencia Regional de Galicia en relación a otra inspección, la del Impuesto de Sociedades del ejercicio 2007 de Xestur Coruña, "donde se analizan los criterios aplicables en base a actuaciones realizadas por la sociedad, considerando aplicable la bonificación a la renta derivada de la venta de terrenos industriales por Xestur Coruña".

Recursos ante Hacienda

El conflicto por el IVA se convirtió en un tema menor, por su importe, y finalmente Xestur firmó acta de conformidad y liquidó la diferencia. Pero el problema llegó por Sociedades. Los técnicos de Xestur firmaron el acta en disconformidad con los criterios de Hacienda, y activaron la interposición de un recurso en el Tribunal Económico Administrativo Regional de Galicia, que depende de Hacienda. Previamente, liquidaron con la Agencia Tributaria el pago de 620.000 euros, que eran las bonificaciones aplicadas en contra del criterio del fisco.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad