La Xunta renunció a defender el puerto de Vigo en el Comité de las Regiones

stop

El órgano consultivo de la UE avala los criterios que impidieron a los muelles vigueses ser considerados nodales en la red europea

Núñez Feijóo y Ramón Luis Valcarcel | EFE

04 de mayo de 2014 (03:31 CET)

Hay pocas dudas de la defensa realizada por el Gobierno gallego y por los dos partidos mayoritarios, PSOE y PP, para que Vigo fuera considerado puerto nodal en la red transeuropea de transportes de la UE. Pero lo cierto es que por uno de los escenarios clave para la representación regional en Europa la Xunta ha pasado de puntillas. El Comité de las Regiones, el órgano consultivo de la Unión Europea diseñado para exponer los puntos de vista locales y regionales sobre las políticas comunitarias, emitió el pasado 15 de abril un dictamen nada menos que sobre la “futura política portuaria” europea.

El comité presidido por Ramón Luis Valcarcel, que dejó la presidencia del Gobierno de Murcia para ocupar plaza en la candidatura del Partido Popular en las elecciones europeas, propuso hasta 24 enmiendas al reglamento europeo. Ninguna de ellas hace referencia a los criterios que dejaron fuera al puerto vigués entre los puntos nodales de la red europea, consideración que sí tiene A Coruña. A las reuniones del comité asistió el director xeral de Relaciones Exteriores de la Xunta, Jesús Gamallo, según informa el Gobierno gallego.

Más peso para las regiones

El dictamen acepta el criterio de que los puertos nodales deban superar el 0,1% de la mercancía o del total de pasajeros de la UE, sin añadir ningun apunte sobre Vigo en los baremos que lo dejaron fuera a pesar de que sí incluye alguna modificación sobre el mismo apartado de la normativa. Las abundantes recomendaciones, muy técnicas, abogan, eso sí, por dotar de mayor peso a las administraciones regionaes y  a los Estados miembros en el desarrollo y aplicación del reglamento europeo. De hecho, proponen que se convierta en directiva, pues “sería más adecuada para tomar en consideración la gran diversidad de puertos de la UE”.

En este sentido, “lamentan” que no se contase con el Comité de las Regiones “ni las asociaciones que representan a los entes locales y regionales” en su elaboración. De esta manera, reclaman un mayor peso en el diseño de la política portuaria europea, lo que afecta indirectamente también a los gobiernos regionales como la Xunta, pero obvian los requisitos que excluyeron a Vigo como puerto nodal.

La batalla continúa, dice la Xunta

No es más que una oportunidad perdida para alzar la voz. Pero el descuido llama la atención, toda vez que desde casi todas las fuerzas políticas se puso el grito en el cielo en favor de la rada viguesa. Avalan esta tesis las enmiendas realizadas por los diputados del Partido Popular y el PSOE, la mediación de la Ministra de Fomento, Ana Pastor,  y las alegaciones presentadas por la propia Xunta para convencer a Bruselas. Aunque la ofensiva no funcionó del todo, desde el Gobierno gallego insisten en exigir la inclusión de Vigo como puerto nodal en la red europea de transportes, ya que “se trata de una cuestión que todavía no está cerrada”.

La Xunta expresó su compromiso de “continuar trabajando” con el Ejecutivo central para “despejar las incógnitas y que Vigo ocupe el puesto de relevancia que merece en el mapa transeuropeo de transportes”, señaló el Gobierno gallego a preguntas de este medio. En este sentido, recordó que alguna batalla se ha ganado. Las enmiendas aprobadas en el Parlamento Europeo permitirá al puerto de Vigo solicitar fondos comunitarios para todas las actuaciones relacionadas con la promoción de la Autopista del Mar”, puntualiza la Xunta. Además, también las plataformas logísticas asociadas a las instalaciones portuarias, como PLISAN, podrán solicitar fondos comunitarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad