La Xunta redujo el gasto en sanidad 1.650 millones desde 2010

stop

El informe anual sobre del sector sanitario de Comisiones Obreras sitúa a Galicia como la quinta comunidad española que más camas cerró con 537 en los últimos siete años

Núñez Feijóo en el Hospital Álvaro Cunqueiro

en A Coruña, 19 de septiembre de 2016 (19:24 CET)

El progresivo descenso del presupuesto de las comunidades autónomas derivado de la crisis económica y las exigencias de déficit ha venido acompañado de un recorte general del dinero público destinado a sanidad, una de las partidas más abultadas que deben afrontar los gobiernos.

Un análisis de los presupuestos sanitarios hecho público este lunes por la federación de sanidad de Comisiones Obreras cifra el recorte en los fondos en el conjunto de España en más de 27.000 millones desde 2010. Galicia ocupa el cuarto puesto en la severidad del tijeretazo, al reducir el gasto en sanidad en los últimos siete años 1.649 millones.

Cinco años de fuertes caídas para luego remontar

Para extraer este dato, el estudio toma como referencia el presupuesto sanitario de la Xunta en el ejercicio 2010, que ascendió a 3.728 millones, siendo en el caso de Galicia el más elevado del periodo analizado. A partir de ahí, cuenta los fondos detraídos de esta cuantía ejercicio a ejercicio.

Así, en 2011 cayó hasta los 3.547 millones, un recorte de 181 millones; en 2012 descendió a los 3.530 millones, una caída de 217 millones respecto a 2010; en 2013 ascendió a 3.419, por lo que se gastaron 302 millones menos que aquel curso; en 2014 tocó fondo con un presupuesto sanitario de 3.302 millones, para luego subir en 2015 y 2016 con 3.410 y 3.513 respectivamente, partidas todavía inferiores a las de 2010.

La diferencia entre el presupuesto de hace siete años y el actual es de 215 millones, un 5,7% menos, pero el recorte acumulado durante los ejercicios sumaría esos 1.649 millones.



Cierre de camas

Pese a todo, el informe matiza que Galicia mantiene un gasto sanitario por habitante superior a la media española en más de un 2%, debido en parte a la caída de población que sufre la comunidad, inmersa en una crisis demográfica.

Del mismo modo, la Xunta también está en el grupo cabecero de comunidades autónomas por cierre de camas hospitalarias. En este caso, el informe analiza el periodo entre 2010 y 2014, el último con datos oficiales, y detecta un descenso de 537 camas en los centros públicos respecto a 2010.

En este caso, Galicia sería la quinta comunidad donde más descendieron las plazas después de Cataluña, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana y Madrid.



Más plantilla

El estudio ofrece solamente los datos, sin entrar en valoraciones, pero de los registros presentados se pueden sacar también aspectos positivos. Por ejemplo, la plantilla de las instituciones sanitarias se ha mantenido e incluso aumentado ligeramente desde 2010, siendo aquel año de 33.966 trabajadores y situándose actualmente en los 34.057.

Esto se debe a un fuerte repunte de plantilla en 2011, que en los cursos posteriores ha ido menguando. El gasto en personal se lleva en torno al 45% del presupuesto de sanidad del Gobierno gallego.

Menos fondos a la privada

Cuando lo acusan de privatizar la sanidad gallega, Núñez Feijóo suele defenderse diciendo que ha reducido el gasto en conciertos con entidades privadas. El informe le da la razón.

Durante la etapa del bipartito, clínicas y hospitales privados se llevaban hasta el 7% del presupuesto sanitario, cuando el último dato oficial, de 2014, indica que dicho porcentaje se había reducido al 5,8%. En este caso, las variaciones en el acuerdo con Povisa son clave.

[Descargue aquí el informe completo]
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad