Rueda de prensa del comité clínico con el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en el centro

La Xunta quiere frenar la vida social y coquetea con el toque de queda

Sanidade argumenta que el 90% de los brotes tienen origen en reuniones familiares o sociales y planea alargar las restricciones durante 14 días

Desde los rebrotes del verano, la Consellería de Sanidade ha puesto el foco en las interacciones sociales y los encuentros familiares como el principal foco de contagio y propagación del virus en Galicia. Las medidas que entrarán en vigor este jueves, incluida la limitación de las reuniones a un máximo de cinco personas en todo el territorio, se explican porque el 90% de los brotes tienen origen en los encuentros con familiares o amigos, según explicó este miércoles el comité clínico.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, reconoció que estudian ampliar las restricciones durante 14 días, en lugar de la semana en la que están vigentes actualmente, e incluso coqueteó con la posibilidad de un toque de queda, medida que no está en manos de la Xunta, pero que el Gobierno gallego no ve con malos ojos. García Comesaña la consideró una “herramienta interesante” siempre y cuando se analice detalladamente “en qué sitios se aplica”, “para quien” y en base a qué “criterios objetivos”.

Elevada positividad de los PCR

El conselleiro ha mostrado su preocupación por la positividad de los PCR realizados en los últimos siete días, que se sitúa en un 6,1%. "Nos gustaría estar por debajo de cinco", ha aseverado, para indicar un "incremento sostenido del número de casos. Sobre los datos de este martes, ha indicado que se ha registrado un 6,54% de PCR positivas (441)".

A ello ha sumado la incidencia acumulada a 14 días en Galicia que se sitúa en 174 casos por 100.000 habitantes, mientras la media estatal asciende a 322; y a siete días está en 91 y 169 respectivamente. Por ello, ha valorado que a niveles globales, la gallega se coloca "en la mitad que la media nacional", entre tras cuatro comunidades con una situación "razonablemente buena" con respecto a otras autonomías, aunque registra "un importante número de casos a diario"

Santiago: no hay transmisión comunitaria

Por encima de estos datos están Ourense y Santiago, que registra una incidencia acumulada de 198,4 por 100.000 habitantes en siete días y de 333,1 en 14 días.

La directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, matizó que, a pesar de ello, "lo importante es que los brotes están localizados" y ha asegurado que no se ha detectado "transmisión comunitaria" en la capital gallega.

Ourense mejora, pero Verín no apana la curva

En el caso de Ourense, el municipio presenta una incidencia acumulada a 7 días de 143,5 casos y de 359,2 a 14 días. "Son incidencias elevadas pero empezaros a ver resultados de las medidas que se llevan tomado en las últimas semanas", ha afirmado.

En el caso concreto de Verín, ha señalado 51 casos a siete días y 86 a 14, lo que "hace tener que abordar medidas de otro rango para controlar el crecimiento de esta curva", ha matizado la doctora Durán, que ha recordado que se trata de una zona con población de edad avanzada además. Y en cuanto a O Carballiño ha trasladado que la "tendencia creciente preocupa", con 109 casos en siete días y 276 a 14. Ello, ha defendido, "lleva a tomar medidas algo más restrictivas".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad