El conselleiro de Economía, Fransico Conde / E.P.

La Xunta pide retirar el impuesto al carbón que puso Rajoy

El conselleiro de Economía pedirá al Gobierno que elimine el céntimo verde que grava al carbón y aumente las ayudas a Endesa para evitar cierres

Con la planificación de la Xunta hecha añicos por los cierres de Naturgy en Meirama y de Endesa en As Pontes, el conselleiro de Economía pide soluciones al Gobierno. Francisco Conde avanzó que acudirán “con actitud constructiva pero firme” al encuentro organizado por el Ministerio para la Transición Ecológica el próximo miércoles. Tras conocer la decisión de Endesa de acelerar el cierre de su central térmica gallega, el PP se lanzó en tromba contra el Ejecutivo, reprochándole no haber tomado iniciativa alguna tras meses de parálisis en las instalaciones y acusando directamente al equipo de Pedro Sánchez de cerrar la central.

Conde siguió en esta tesis, indicando que la política energética del Gobierno está “al servicio de la ideología”. Sin embargo, también demandó alguna medida de carácter más práctico. La Xunta reclama reformas fiscales como la “eliminación del céntimo verde”, un impuesto que incorporó la reforma energética de José Manuel Soria y que fue retirada a algunas energías, como el gas, pero se mantuvo en la térmica. La supresión del gravamen es una antigua reivindicació de las térmicas.

El conselleiro pidió al Ministerio de Transición Ecológica que "no utilice la descarbonización como una excusa para no afrontar conjuntamente con la Xunta alternativas de futuro". A juicio de la Xunta, esta transición energética está "basada en una ruptura", porque el cierre de la central de As Pontes fue una decisión que "ni estaba planteada hace un año", cuando Endesa "invirtió más de 200 millones" para adecuar sus emisiones a la normativa de la Unión Europea.

Pagos por capacidad

En este contexto, el conselleiro ha reiterado que la solución debe pasar por que el Gobierno, que es quien "tiene las competencias" en este ámbito, acometa reformas como "eliminar el céntimo verde" e implementar "alternativas vinculadas al mecanismo de pago por capacidad" como otros países de Europa para "garantizar" que la producción se mantenga conforme a la directiva de emisiones y con horizonte 2030.

El pago por capacidad, también recortado durante la etapa de José Manuel Soria, es un incentivo por la disponibilidad de la capacidad de generación. "Pero eso pasa, lógicamente, por tener una política energética al servicio de la industria y no al servicio de la ideología. Con la ideología lo único que podemos ofrecer a los ciudadanos es un eslogan, pero ese eslogan no se traduce ni en empleo, ni en industria ni en el futuro de una comarca", sentenció Conde.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad