La Xunta minimiza la muerte por desnutrición de un centenar de vacas

stop

La Consellería de Medio Rural califica de "casos aislados" los últimos sucesos de Boiro, Chantada y Friol

Cádaveres en descomposición y vacas desnutridas convivían en la explotación de Chantada | EP-GC

en A Coruña, 23 de abril de 2016 (16:25 CET)

Para la Xunta, la muerte por desnutrición y falta de cuidados de más de un centenar de vacas en tres explotaciones en las últimas semanas no es consecuencia de la crisis por la que atraviesa el sector lácteo, sino de "casos aislados".

Así lo asegura al menos la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, quien señala que "si la crisis estuviera de por medio, recurrirían a algún lado", en referencia a los propietarios de las granjas de Friol, Chantada y Boiro.

Vázquez ha convocado este sábado una rueda de prensa en la que rechaza "estar de perfil" y proclama que la consellería "está para amparar el medio rural y para tomar las medidas oportunas que haya que tomar". No obstante, insiste en que "ninguna de las personas que regentan la explotación se puso en contacto con servicios sociales, ni con el ayuntamiento y tampoco con la Consellería de Medio Rural".

La historia se repite

En cualquier caso, señala que la Consellería "no puede permanecer impasible" ante "los sucesos conocidos a lo largo de esta semana". Primero, fueron 40 las reses halladas muertas en Chantada – más otras 24 en pésimas condiciones que tuvieron que ser sacrificadas– , tras lo que se encontró la misma cifra en otra explotación de Friol. En Boiro, mientras, fueron localizadas vacas en mal estado.

Así, a renglón seguido, Ángeles Vázquez apunta que estos casos "son una desgracia para los animales" y "para las personas" implicadas, pero precisa "que lamentablemente se vienen sucediendo a lo largo de los tiempos", por lo que apela a tener "memoria". "Eso es así y ojalá que dejara de haber casos de este tipo, tanto en el ámbito rural como en cualquier otro ámbito".

"Son tres casos englobados en un montante que son 38.000 explotaciones, con lo cual son casos aislados totalmente y tienen un denominador en común", insiste.

Maltrato injustificable

En esta línea, reitera que lo ocurrido, que se deje morir a un animal de hambre, "es injustificable", así como que no lo notifiques para que se haga una recogida y que lo entierres o lo dejes convivir con otros "y que no digas nada".

La Xunta, asegura, "lleva tiempo trabajando en el caso de Friol" y "días trabajando en el de Chantada". Mientras, "no hay ningún tipo de denuncia que tenga conocimiento esta consellería en el caso de Boiro", pero considera que "una persona que regenta esa explotación con la edad que tiene debería estar jubilada".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad