La Xunta mantiene las subvenciones a los colegios que segregan

stop

Se escuda en la reforma de Wert para renovar los conciertos

15 de agosto de 2013 (13:24 CET)

La Consellería de Educación renovó este miércoles los acuerdos con centros concertados para los próximos cuatro años. En los conciertos educativos se mantienen cinco colegios de “educación diferenciada”, que es el concepto que se emplea para definir a los centros que segregan a sus alumnos por sexo.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) declaró ilegales los acuerdos con estos colegios y la Xunta, en su momento, renunció a recurrir el fallo. Sin embargo, Educación, en su orden para renovar los conciertos, solo retira las ayudas para el primer curso. Afectará a los alumnos que se matriculan por primera vez. Los demás cursos se mantienen para "garantizar que el alumnado ya escolarizado no sufra alteración en su trayectoria educativa y pueda acabar sus estudios en las mismas condiciones en las que los iniciaron".

Los centros beneficiados son Aloya, Las Acacias y Montecastelo, en Vigo, y Peñarredonda y Montespiño, en A Coruña.

Dos argumentos

Educación defiende que se mantengan los conciertos para estos colegios porque, por el momento, disponen de "cobertura legal". La sentencia del TSXG no es firme, ya que las empresas propietarias de los centros que segregan por sexo, Fomento de Centros de Enseñanza y Asociación Fontenova, recurrieron el fallo ante el Supremo.

Del mismo modo, Educación hace referencia al marco normativo general elaborado por el departamento que lidera José Ignacio Wert, que "recoge la directriz presente en el ordenamiento jurídico de inexistencia de prohibición o limitación constitucional o legal a la financiación de la educación separada por sexo".

Con estos dos argumentos, la Xunta considera procedente renovar las ayudas a los colegios que segregan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad