La Xunta mantendrá la gratuidad en 2013 de los tramos de Rande, A Barcala y Dozón

stop

Con todo, Agustín Hernández insiste en que las subvenciones que aportan “suponen un tremendo esfuerzo”

Un puesto de peaje

06 de agosto de 2012 (16:32 CET)

El conselleiro de Medio Ambiente e Infraestructutas de la Xunta de Galicia, Agustín Hernández, insistió este lunes en que en 2013 el Gobierno gallego mantendrá las subvenciones que permiten la gratuidad de los tramos de Rande y A Barcala en la AP-9 y de la AG-53 entre Dozón y Cea, el último tramo de la autovía a Ourense.

En un acto en Ferrol, el conselleiro quiso salir al paso de los rumores de los últimos días, que se dispararon después de que hace una semana Audasa subiese el precio de los peajes de la AP-9 en un 7,5%.

Sin embargo, a pesar de insistir en que la gratuidad de los tramos libres se mantendrá en 2013, ha insistido en que la subvención que permite el libre de peaje supone “un tremendo esfuerzo”.

Tema cerrado “de momento”


Hernández señaló que en el caso de O Morrazo, la Xunta invierte “5 millones de euros a los que hay que añadir otros 5 del Ministerio de Fomento” y el pago del tramo libre entre Lalín y la A-52 tiene una incidencia en el presupuesto autonómico de más de 14 millones de euros.

El conselleiro de Medio Ambiente ha remarcado el "esfuerzo" que supone esta subvención, como fruto de "una realidad contractual" y "el compromiso firmado". Ha manifestado que en este momento "es un tema cerrado".

Recado a Audasa

Por otro lado, el conselleiro ha mandado un mensaje a la concesionaria de la AP-9, Audasa. “Es la autopista del Estado con la política comercial menos sensible a las necesidades del territorio”, indicó.

Hernández añadió que “se podría mantener el nivel de ingresos y beneficios de la empresa pero modificar la fórmula de pago” para que se tuviesen en cuenta casos de movilidad obligada de los que tienen que emplear la autopista para ir al trabajo.

Fomento

El responsable de Infraestructuras ha señalado que el Ministerio de Fomento está negociando con la empresa concesionaria para la realización de una actuación concreta en la circunvalación de Santiago y el Puente de Rande, pero matizó que no tenía “más información al respecto”.

En cambio, la Xunta está analizando con la concesionaria de las autopistas de competencia autonómica de A Coruña-Carballo y de Val Miñor la posibilidad de “incrementar y mejorar” los descuentos en los “viajes frecuentes” y poder realizar una discriminación positiva.

Es posible hacer una reflexión sobre la fórmula de pago de los usuarios para poder hacer una discriminación positiva para los ciudadanos que tengan que utilizar esta autopista para su trabajo diario", indicó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad