La Xunta liquida el fondo que apoya grandes inversiones

stop

La sociedad Inversiones Estratégicas de Galicia, creada en la etapa de Fraga para apuntalar proyectos empresariales, cierra un año después de haber sido reelegido su presidente

Imagen de una factoría del grupo Benteler, al que apoyó el Inesga

11 de marzo de 2014 (22:56 CET)

El que en su día fue el gran brazo financiero de la Xunta para apuntalar grandes inversiones empresariales ha bajado el telón después de unos años de lento languidecer. Inversiones Estratégicas de Galicia SA (Inesga), creada por el equipo de Manuel Fraga a mediados de los noventa, dice adiós a su actividad justo un año después de haber sido reelegido su presidente, Juan Manuel Cividanes.

La liquidación de Inesga marca un antes y un después en la actividad de apoyo al tejido productivo de la Xunta, en un momento en el que el sector público gallego asiste a una reordenación de la mano del nuevo conselleiro de Economía, Francisco Conde. La disolución de Inesga se formalizó con su acta de liquidación presentada en el Registro Mercantil el pasado diciembre, cuando se procedió a nombrar a un liquidador para la compañía, cargo que recayó en un consejero de la firma, José Antonio Vázquez Ferro. Al mismo tiempo, se inscribió el cese de todo el consejo, presidido por Cividanes, director general de Xesgalicia, que había sido reelegido presidente de Inesga en noviembre de 2012, un mes antes de la llegada de Conde a Economía.

De Inditex a Coren


Los últimos proyectos aprobados y financiados por Inesga, que formaba parte del abanico de herramientas del Igape y estaba gestionada por Xesgalicia, fueron los de firmas como Benteler, GSB Galfor, Grupo Antolín, Treves Galicia y Lantero. En total, habían recibido préstamos de Inesga por importe de 47,2 millones de euros, de los que al cierre de 2011 el saldo vivo era de cinco millones. Durante ese ejercicio, último que Inesga ha presentado cuentas, se realizaron amortizaciones de los préstamos por importe de 9,8 millones de euros.

Pero en la historia de Inesga hay algunas otras operaciones de calado, armadas para apoyar con financiación proyectos de grandes empresas gallegas. Creada por el equipo del fallecido José Antonio Orza y de José Luis Fernández García, Inesga se había estrenado en 1995 con acuerdos de financiación a planes de dos gigantes como Inditex y Coren.

Apoyo de los grandes bancos


Orza había logrado nuclear en torno a la sociedad de inversión a las grandes entidades financieras que operaban en Galicia, ya fueran bancos y cajas autóctonas como entidades nacionales con destacada presencia en la comunidad gallega. Ese fue uno de sus éxitos.

Inesga nació con una dotación de 108 millones de euros. Y entre sus socios figuraban las extintas cajas (Caixa Galicia y Caixanova), el Banco Pastor, BSCH, BBVA, Banco Gallego y Banesto. Un convenio suscrito entre el propio Orza y los responsables de dichas entidades crediticias permitió a las empresas gallegas contar con un fondo de hasta 18.000 millones de pesetas de entonces para apuntalar inversiones. Las líneas crediticias aprobadas por la comisión ejecutiva de Inesga solían financiar hasta el 40% de las inversiones, siempre que tuvieran como destino la puesta en marcha de proyectos industriales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad