La Xunta explica el retraso de los fármacos de la hepatitis C por "criterios clínicos"

stop

El conselleiro de Sanidade defiende que trabajaron "a destajo" para que el nuevo tratamiento fuera accesible a todos los pacientes; reconoce que los medicamentos consiguen "acabar con el virus"

Jesús Vázquez Almuiña, conselleiro de Sanidade

en A Coruña, 18 de abril de 2016 (13:29 CET)

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, ha salido en defensa de la Xunta y de los altos cargos del Sergas investigados por un presunto delito de prevaricación administrativa, que habrían cometido al retrasar la prescripción de los nuevos y costosos fármacos contra la hepatitis C a los pacientes afectados por el virus.

Almuiña no valora si se ha producido o no este retraso consciente a la hora de administrar el tratamiento, motivo por el que la Fiscalía les atribuía también un supuesto delito de "homicidio por imprudencia profesional grave". Pero sostiene que la Xunta siempre actuó "en base a criterios clínicos" y no presupuestarios a la hora de atender a los pacientes de hepatitis C.

Que el acceso fuera "universal"

Tras reiterar su respeto por las decisiones judiciales, Almuiña ha negado rotundamente este extremo y ha defendido que Galicia fue "una de las autonomías que desde el primer momento puso en marcha el proyecto para atender a pacientes, una grave enfermedad que lleva muchos años sin poder resolverse".

"Ahora parece que con los nuevos medicamentos, que el Sergas utiliza desde el principio, estamos consiguiendo acabar con el virus de la hepatitis C y estamos contentos", ha subrayado, para añadir que los cargos de la Consellería de Sanidade han trabajado "a destajo" y con "criterios claros" para que la accesibilidad a los tratamientos "sea universal y no haya exclusión entre pacientes".

En defensa de los imputados

El titular de Sanidade ha defendido la actuación de los altos cargos del Sergas investigados, el actual gerente del área sanitaria viguesa, Félix Rubial, entonces director de Asistencia Sanitaria, y la subdirectora de Farmacia, Carolina González-Criado.

"Creemos que hicieron el trabajo como tiene que hacerse, con criterio, con responsabilidad y sabiendo que tenemos pacientes con cierta gravedad, que llevan muchos años con esta enfermedad", expuso.

En cuanto a si los trámites burocráticos pudieron ocasionar retrasos, Almuiña ha subrayado que "no se trata de burocracia", sino de garantizar a "todos" los pacientes el acceso a los fármacos "en condiciones de igualdad", de que "todos los que los necesiten los usen de forma igual".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad