Los profesores del instituto de Adormideras (A Coruña) muestran la imposibilidad de guardar la distancia de seguridad en el aula

La Xunta encaja protestas y dimisiones por el inicio de curso fallido

La directiva de un instituto de A Coruña dimite en bloque tras el retraso en el comienzo de las clases

La Consellería de Educación retrasó una semana el inicio de curso en Secundaria, Bachillerato y FP después de que institutos de A Coruña, Pontevedra y Santiago, entre otros, reclamaran aplazar la vuelta a las aulas ante la imposibilidad de adaptar los centros a tiempo a los protocolos de prevención del coronavirus.

La medida tomada por el nuevo conselleiro, Román Rodríguez, y después del cese de la cúpula de la Consellería y de su máxima responsable, Carmen Pomar, no ha calmado la sensación de improvisación y caos de la comunidad educativa.

Dimisión en bloque en A Coruña

El equipo directivo del IES Plurilingüe Adormideras de A Coruña, uno de los centros que había firmado la petición de retraso del curso, presentó su dimisión en bloque este viernes, denunciando el “menosprecio” y los "continuos cambios en el protocolo contra el Covid-19".

"Y todo con el viejo objetivo de siempre: no contratar más profesorado y no gastar un duro en la enseñanza pública", añaden en un comunicado por redes sociales. Los trabajadores del centro difundieron imágenes para visibilizar las consecuencias de la separación de un metro entre cabezas, y se concentraron a las puertas del centro.

Estas concentraciones se trasladaron a su vez a diferentes puntos del territorio gallego, donde se están reclamando la dotación de recursos para poder realizar los desdobles necesarios. Uno de ellos el IES Antón Alonso Ríos, en Tomiño, donde el Anpa ha reclamado a la Consellería la contratación de siete profesores que necesita el centro para poder adaptar la actividad.

Trabajo perdido

Isabel Ruso, de la Asociación de Directores de Institutos de Galicia, Isabel Ruso, ha reconocido que el panorama "ha cambiado en diferentes ocasiones", lo que ha anulado el trabajo realizado hasta ahora en los centros gallegos.

Los institutos tendrán que "reconsiderar" el nuevo curso con la opción de las mamparas y la semipresencialidad, en caso de que así sea demandado, y que ahora la inspección educativa tiene "el peso" de la decisión final. A pesar de ello, ha reconocido las dificultades para conseguir estos materiales, puesto que "es lo más duro" de encontrar a día de hoy, "lo que trastoca el trabajo de muchos días".

Más protestas

En todo caso, las protestas se prolongarán a lo largo del mes y los sindicatos docentes mantienen la convocatoria de huelga y de concentraciones, ahora trasladada a la nueva fecha de inicio del curso en secundaria.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad