La Xunta echa el freno: Sodiga paraliza sus inversiones

stop

Las pérdidas de 6,1 millones de la sociedad de capital riesgo en 2013 contrastan con los beneficios de Xesgalicia, que repartió dividendos entre sus accionistas

Francisco Conde, conselleiro de Economía y presidente de Xesgalicia | EFE

05 de agosto de 2014 (21:29 CET)

Hasta aquí. Los más de cuarenta años de actividad de Sodiga marcan un antes y un después este ejercicio. La Xunta ha puesto el freno a la marcha de su sociedad de capital riesgo estrella, “que no prevé actividad inversora para el ejercicio 2014”. Así de claro lo muestran los gestores de la compañía en la memoria anual de Sodiga, que firma unas pérdidas de 6,1 millones en 2013. Derivado en gran medida del deterioro de sus inversiones, ese quebranto representa menos de la mitad de los números rojos del 2012, cuando las pérdidas de Sodiga se habían disparado hasta los 12,5 millones.

Tan claro lo tienen los gestores de la sociedad de capital riesgo pública que advierten que, para este año, “la actividad de la compañía estará centrada en la desinversión en las empresas cuya recompra venza o esté vencida, así como el control de las inversiones vivas”. Nada, pues, de nuevas aventuras. Sodiga tiene formalizados contratos de recompra con todas las sociedades en las que tiene participación, excepto sobre Unvi Carroceros y sobre un importe de 1,9 millones de euros de la inversión en Filmax Entertainment SA.

Toca desinvertir

El precio de recompra se establece, en todos los casos excepto en el Frinova (filial de Pescanova de la que Sodiga es accionista), “como el mayor entre un importe mínimo garantizado y otros parámetros que dependerán de la evolución patrimonial de cada inversión hasta la fecha de vencimiento establecida en cada compromiso”.

Las bajas en las participaciones de empresas durante 2012 y 2013 generaron un saldo positivo, solo el último año, de 2,2 millones para Sodiga, pero en gran medida dependieron de una operación: la venta de la participación en Monbús, por importe de 7,3 millones de euros. Euroespes, la liquidación de Inesga (Inversiones Estratégicas de Galicia), P. Ferro GPF SL, Emilio A. Maffezini SA y la mencionada Monbús fueron las bajas en el cuadro de participadas de Sodiga.

La salud de Xesgalicia

Las pérdidas de Sodiga contrastan con la buena salud financiera de su matriz, la gestora de los fondos de capital riesgo de la Xunta. Y es que Xesgalicia, que acusó también la crisis, cerró 2013 con un beneficio de algo más de un millón de euros. La cartera gestionada por la firma que preside el conselleiro de Economía, Francisco Conde, se elevó a los 193 millones de euros, frente a los 201 millones de 2012. Ese año, Xesgalicia había registrado un beneficio de 1,5 millones de euros.

A pesar de la contracción de sus beneficios, Xesgalicia optó el año pasado por repartir dividendos entre sus accionistas, cuando en 2012, a pesar de haber ganado más, decidió no retribuir a sus accionistas. Xesgalicia aprobó destinar a reservas un total de 818.000 euros, mientras que a dividendos dedicó 272.938 euros. De ese importe resulta un beneficio por acción de 38,39 en 2013, frente a los 52,39 euros de un año antes. La Xunta no está sola en Xesgalicia. Su socio de referencia es Ahorro Corporación, que tiene un 30% del capital. El 70% restante está en manos del Igape, el brazo inversor de la Administración gallega.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad