La Xunta dice que la incineradora de O Irixo “pinta mal”

stop

El conselleiro Hernández duda de la realización del proyecto

Agustín Hernández

12 de septiembre de 2012 (21:32 CET)

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, advirtió este miércoles de que el proyecto para construir una segunda planta de tratamiento de residuos en O Irixo (Ourense) "pinta mal".

Preguntado acerca de la evolución del proyecto, planteado por la empresa Estela Eólica dentro del concurso eólico gallego, Hernández indicó que no tiene "ninguna novedad". "Comenzó con una iniciativa ligada al concurso eólico en el mes de diciembre del año pasado; estamos camino del siguiente diciembre y, por lo tanto, el asunto pinta mal", admitió.

En este sentido ha apuntado, en respuesta a preguntas de los periodistas tras reunirse con el alcalde de Barbadás (Ourense), que es la Consellería de Economía e Industria la que debe "valorar" si la empresa cumple los plazos que fija el concurso eólico, tanto para desarrollar los parques como los proyectos industriales asociados.

La pelota, en el tejado de Economía


En lo que respecta a las competencias de Medio Ambiente, ha insistido el conselleiro, "no hay novedad". Ha agregado que desde diciembre hasta la actualidad "es cierto que tuvo lugar una modificación sustancial" de las primas para la generación de energía por incineración de residuos y de las que se conceden a la propia eólica. "Creemos que las circunstancias y los condicionantes económicos del proyecto cambiaron sustancialmente, pero es una cuestión ajena a la consellería", ha expuesto.

Preguntado acerca de si tiene un plan alternativo a la construcción de la planta en O Irixo, que ha generado fuerte contestación ciudadana y de algunos ayuntamientos de la zona, Hernández ha señalado que "lo único" a lo que espera su departamento es a "la decisión que adopte la Consellería de Economía". En ese momento, ha sostenido, Medio Ambiente adoptará la determinación que crea "que más beneficia a los intereses generales de Galicia".

Cerceda

Tal y como adelantó Economía Digital, desde hace meses la Xunta lleva trabajando con la idea de que la central de residuos proyectada para el sur de Galicia abandone ese emplazamiento y acabe por situarse en los terrenos de Sogama, en el municipio coruñes de Cerceda.

Sin embargo, para eso, sería necesario pasar por un trámite legislativo: modificar la Ley Gallega de Residuos que establece que la nueva planta de reciclaje debe estar en la provincias del sur.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad