La Xunta desconfía de Soria: exige números a la planificación energética

stop

La Administración gallega echa en falta una memoria económica para dar "credibilidad y solvencia a todo el documento" presentado por el ministro de Industria

José Manuel Soria y Núñez Feijóo en una imagen de archivo

en A Coruña, 23 de junio de 2015 (01:01 CET)

La Xunta ya no se corta con el ministro José Manuel Soria, uno de los más cuestionados desde el sector energético de cuantos responsables de la cartera de Industria han pasado por los sucesivos gobiernos centrales. Es ahora el preceptivo informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre la planificación energética hasta 2020 el yunque sobre el que la Administración gallega martillea al Gobierno.

En el anexo de alegaciones presentadas por los actores del sector energético, en el que la Xunta destaca como una de las escasas administraciones que han puesto "peros" a la planificación energética, desde el Gobierno gallego "se echa en falta una memoria económica de acompañamiento, que dé credibilidad y solvencia a todo el documento, que identifique la evolución de los precios de la energía y analice si es viable y sostenible económicamente en el tiempo". Casi nada. La Xunta, con esta advertencia, pone en cuestión todo el nuevo modelo, apuntando además a los pilares que lo sostendrán.

"Incertidumbre retributiva"

"En la parte de la planificación indicativa se da iniciativa a los inversores privados, que echan en falta, para las energías renovables, un marco jurídico y retributivo estable en el tiempo que les garantice el retorno de sus inversiones", dice la Xunta. "Como consecuencia de ello", advierte, "se convierte la planificación indicativa en un documento de intenciones, máxime cuando el Gobierno del Estado ha introducido en estos últimos dos años diversas modificaciones regulatorias que han provocado incertidumbre retributiva y que puede contribuir a que los inversores no apuesten decididamente por las energías renovables, especialmente por aquellas tecnologías que todavía no han alcanzado el mínimo grado madurez exigido".

Por todo ello, desde San Caetano exigen que, "para lograr los objetivos fijados y transmitir confianza futura a los agentes energéticos, se elabore la correspondiente memoria económica de acompañamiento a dicha planificación".

Coincidencias con Gas Natural

Algo similar ha planteado Gas Natural Fenosa, otro de los actores que han incorporado alegaciones al documento. "No se acompaña de una memoria que explique y justifique, sobre todo para el caso de actuaciones que no implican costes para el sistema, la priorización de unas actuaciones frente a otras, razón por la cual no se puede entender porque hay actuaciones que no han sido incluidas", dice.

En concreto, Unión Fenosa pone de manifiesto "la necesidad de que la planificación incluya las actuaciones de apoyo a la red de distribución de electricidad que dicha sociedad solicitó incluir en la Planificación 2015-2020, las cuales han sido desestimadas en gran parte y que fueron contempladas prácticamente en su totalidad en la propuesta de Planificación 2012-2020 y anteriormente en la Planificación 2008-2016". Fenosa argumenta que "la planificación no solamente debe ser el soporte para el desarrollo económico de las comunidades, sino también un impulsor del mismo, facilitando la toma de decisiones de inversión por parte de la iniciativa privada, dando señales de localización".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad