El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo

La Xunta deja en la mitad el fondo del Covid-19 que pedían sus gurús

San Caetano activa un plan con 60 millones y el comité de sabios recomendaba un fondo de fondos de capital público-privado con 200 millones de arranque

Querer no siempre es poder. Un caso práctico se encuentra en el plan de recuperación aprobado en líneas generales por el Consello de la Xunta este jueves, que sigue las líneas maestras planteadas por el comité de expertos creado por Núñez Feijóo durante el confinamiento, pero se queda a medio camino en cuanto a su dotación. Para la reconstrucción, y como plan de choque, San Caetano habla de movilizar proyectos, en global, por 180 millones, pero con una inversión pública de 60 millones. Los gurús de Feijóo proponían arrancar de inmediato con 200 millones de capital público-privado, hasta llegar a los 400 millones de euros a medio plazo.

Tres son los ejes planteados por San Caetano, y dos de ellos siguen casi al pie de la letra las directrices del comité de expertos. La Xunta anuncia que avanza en la creación de un fondo público-privado para proyectos tractores y estratégicos, dotado con 30 millones de euros. "Este fondo sería diseñado por la Xunta y gestionado de forma independiente", con un objetivo: "que actúe de palanca de inversión en forma de capital en las grandes empresas gallegas".

Fondo de fondos

La otra pata inspirada en el comité de expertos de Feijóo es la estrategia del fondo de fondos, dotada con 10 millones de euros, para movilizar proyectos por 30 millones. El plan de la Xunta, a través de Xesgalicia, pasa por "colaborar con gestoras privadas de capital riesgo para acompañar a las empresas a la hora de transformar a economía gallega, impulsando el ecosistema de startups en la comunidad gallega, el emprendimiento y la innovación, al tiempo que se promueve el retorno de talento".

Los proyectos presentados plantean sensibles divergencias con las recomendaciones de los expertos. Proponían en sus escritos los gurús la inversión directa en el capital de las empresas, como promueve la Xunta para Xesgalicia. Pero recomendaban para ello la creación de un fondo de capital público y privado, con una dotación inicial de 200 millones de euros, ampliable hasta los 400 millones, con la posibilidad de que pueda apalancarse hasta un 100% de ese capital, es decir, con margen de endeudamiento propio, lo que reduciría el impacto en las cuentas públicas de esta medida.

Hasta un 49% de capital público

Las inversiones de ese fondo de fondos estarían destinadas a empresas con una cifra de negocio de, al menos, 30 millones de euros o unos 50 trabajadores, que hayan sufrido una importante caída en sus ingresos o un cambio estructural relevante en su modelo de negocio. El horizonte temporal de las inversiones, según los gurús, es de 3 a 7 años, sin vocación de permanencia. Los sabios de Núñez Feijóo planteaban la activación del fondo por fases, pero con una puesta en marcha inmediata y su día a día en manos de una gestora "de prestigio", en línea con lo que prepara ahora la Xunta.

El fondo de fondos planteado por los gurús alude a un balance objetivo de un máximo de un 49 % de capital público y un mínimo de 51 % de capital privado. La Xunta no detalla en su propuesta la articulación del fondo. Las recomendaciones del comité de expertos parten del entorno académico, como puede ser el Foro Económico de Galicia, pero se trata de un grupo en el que están presentes la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, el Clúster de la Automoción, el Consello Galego de Colexios de Economistas, el Círculo de Empresarios de Galicia o empresas de la potencia de Inditex o Reganosa (Grupo Tojeiro).

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad