Alberto Núñez Feijóo y Jesús Vázquez Almuíña / Xunta

La Xunta culpa del brote a que los ciudadanos no siguen las normas

El Sergas justifica el aislamiento de A Mariña ante el juez diciendo que las medidas preventivas han fracasado “debido fundamentalmente a que no se siguen"

El juzgado de lo Contencioso número 2 de Lugo ha ratificado este miércoles las medidas adoptadas por la Xunta ante el brote de coronavirus en A Mariña, que ha aplicado restricciones de movilidad a 70.000 personas y aislado a 14 municipios.

La jueza insiste en que es “prudente” avalar las medidas preventivas adoptadas, “sin hacer exclusión de algún municipio en el que el virus tuviera aún poca incidencia”, pues indica que es “lógico pensar” que al ser contiguos territorialmente, se pueda producir “un intenso tránsito o intercambio entre ellos”.

El auto recoge parte del informe de la subdirección general de Información sobre Salud y Epidemiología del Sergas en el que se fundamentaron las medidas adoptadas por la Xunta. El documento fechado el pasado sábado, después de que Feijóo considerara “localizado y controlado” el brote, admite que “acotar las personas relacionadas con los contagiados para detectar si ha habido a la vez otro contagio está suponiendo un gran esfuerzo para los servicios sanitarios”.

Sanidade señala que “a la vista de los datos, las medidas actuales dispuestas para controlar la transmisión han fracasado o no han sido suficientes para impedir que la infección se difundiese hasta acabar con un nivel difícil de manejar con medidas de base individual”, en referencia a la “rápida identificación y aislamiento o cuarentena de los casos y de sus contactos estrechos”.

"Hay personas con síntomas que no consultan al médico"

El problema, para el Sergas, es que las medidas preventivas “se ven comprometidas de forma principal por la elevada proporción de casos asintomáticos, pero también, porque hay personas con síntomas que no consultan al médico". E insiste en que el fracaso de las medidas dispuestas para controlar la infección "se debe fundamentalmente a que no se siguen, o se siguen de forma inconsistente, siendo especialmente preocupante la falta de seguimiento en espacios que favorecen la transmisión, como lugares cerrados o muy concurridos”.

Ante estos incumplimientos, Sanidade considera que es imprescindible reforzar las medidas de control, como “reducir los aforos y adelantar la hora de cierre de los bares”, incluso, dice el informe, “valorar medidas de restricción de movimientos fuera del área de riesgo y entre Ayuntamientos de área”, como acabó sucediendo.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad