La Xunta combate la protesta de la sanidad en Vigo y anuncia cambios en el Álvaro Cunqueiro

stop

El nuevo conselleiro, Jesús Vázquez Almuiña, dice que se tomarán medidas "en pocos días"

Jesús Álvarez Muiña

en Vigo, 13 de octubre de 2015 (14:51 CET)

Día de huelga y manifestación en la sanidad viguesa y día de respuestas por parte del Sergas, que tras la destitución de la conselleira Rocío Mosquera intenta apagar la crisis provocada por el Hospital Álvaro Cunqueiro sin sumar más daños a su imagen y a la del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

La junta de personal del Chuvi cifró el seguimiento de la huelga en un 90% esta mañana, a lo que el Sergas respondió reduciendo la cifra al 30,8%, con una incidencia del paro el 27,14 por ciento entre el personal facultativo; del 32,58 por ciento entre el personal sanitario; y del 33,04 por ciento entre el personal no sanitario.

Más celadores

Ha coincidido la protesta del personal con la intervención de la directora xeral de Recursos Humanos del Sergas, Margarita Prado Vaamonde, a una pregunta formulada por AGE sobre la "retirada de competencias" a los celadores del área de Vigo.

Prado ha explicado que una empresa concesionaria se encarga de funciones como el transporte interno y externo de documentación confidencial y otras labores no sanitarias, al tiempo que ha aclarado que "el personal celador no es categoría incluida en el plan de ordenación". "Mantenemos la categoría de celador en la EOXI de Vigo y aumentamos el número", ha destacado para subrayar el "importante aumento de plazas y efectivos" de 125 profesionales de esta categoría en el área viguesa "desde la puesta en funcionamiento y apertura" del Álvaro Cunqueiro.

Almuiña pasa a la acción

Todo han sido buenos propósitos. También los que ha manifestado el nuevo conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, que ha avanzado iniciativas "a corto plazo" para ayudar a los profesionales del Álvaro Cunqueiro. Se tomarán medidas "en pocos días", aunque no ha desvelado cuáles.

Almuiña ha insistido en su intención de que la de hoy en el área de Vigo sea "la última huelga" en la sanidad gallega, y en que su intención es "tratar de solucionar los problemas, hablar con todo el mundo". "Hay cosas que mejorar", ha admitido el conselleiro, quien a renglón seguido ha recordado que el traslado al Cunqueiro fue "complejísimo" y sin precedentes en Galicia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad