La Xunta cifra en 18.000 los hogares con menores que sufren pobreza en Galicia

stop

El informe presentado por la directora xeral de Familia servirá para elaborar una nueva estrategia de inclusión social

Amparo González, directora xeral de Familia | E.P.

22 de julio de 2014 (14:54 CET)

Un total de 18.000 hogares con menores de 18 años a su cargo sufren carencia material en Galicia, según el informe sobre la pobreza infantil en la comunidad presentado este martes por la directora xeral de Familia, Amparo González.

En rueda de prensa, la responsable de Familia de la Xunta ha destacado que este documento servirá para elaborar la nueva estrategia de inclusión social del Gobierno gallego --para el periodo 2014-2020-- e incluir en ella medidas que tengan la lucha contra la pobreza infantil como una de sus "prioridades".

Carencia severa

La carencia material severa define una situación en la que una persona tiene por lo menos cuatro de las siguientes carencias: no puede permitirse vacacions al menos una semana al año, no puede comer carne, pollo o pescado por lo menos cada dos días, no puede mantener su vivienda a temperatuta adecuada, no puede afrontar gastos imprevistos, tuvo atrasos en pagos relacionados con la vivienda principal, no puede tener coche, teléfono, televisión o lavadora.

De acuerdo con el estudio, esta tasa se incrementa en el caso de los hogares con menores, al estar en un 4,1% para el conjunto de la población gallega (5,8% para el conjunto estatal y 9,9% para la Unión Europea de los 27) y ascender al 7,45% en el caso de hogares con niños a su cargo.

Peores datos en Ourense y Pontevedra

Por provincias, la carencia material severa de los hogares con menores se sitúa en el 8,16% en Ourense y en el 8,02% en Pontevedra, seguidas de Lugo (7,4%) y A Coruña (6,69%). Las áreas con más concentración de población en riesgo de carencia son la Costa da Morte, Barbanza-Noia, Caldas-O Salnés, Vigo y Pontevedra sur.

La carencia material, en global, afecta a una persona que tiene carencia por lo menos en tres de los siguientes conceptos: no puede ir de vacaciones al menos una semana al año (1), comer carne, pollo o pescado al menos cada dos días (2), mantener una temperatura adecuada en la vivienda (3), afrontar gastos imprevistos (4), tuvo atrasos en pagos de la vivienda principal (5), no puede tener coche (6) u ordenador personal (7).

En este caso, en Galicia, afecta al 21,12% de los hogares pontevedreses con menores, al 19,05% de los ourensanos, al 18,34% de los coruñeses y al 13,18% de los lugueses.

Ciudades contra rural

El informe de la Xunta comienza constatando que en el periodo de crisis "se intensifica" el riesgo de pobreza en Galicia. No obstante, resalta que "pese a eso, los principales datos sobre riesgo de exclusión para Galicia son mejores que los del conjunto del Estado y convergen con las medias europeas".

El riesgo de pobreza infantil "se concentra en las grandes áreas urbanas", advierte. En términos absolutos, señala dicho panorama "especialmente" en las siete grandes ciudades y principales áreas de influencia.

"Del conjunto de información analizada se extrae que el rural está mejor", recoge, algo que atribuye a cuatro razones: una mayor presencia y apoyo de la familia extensa, el aporte de las economías de autoconsumo alimentario, una "considerable mayor proporción" de vivienda en propiedad sin hipoteca y la existencia de otros bienes patrimoniales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad