La Xunta allanó el camino a Pemex con un préstamo millonario a Barreras días antes de la compra

stop

Sodiga otorgó un préstamo participativo de 2 millones al astillero el 8 de noviembre, y dieciocho días después la petrolera anunció la firma del acuerdo por el que se hacía con el 51% del capital

Los directivos de Pemex José Manuel Carrera y Carlos Roa, al lado de Francisco Conde y José García Costas

01 de agosto de 2014 (00:14 CET)

Pemex saltó con red en Barreras. O, lo que es lo mismo, el astillero vigués se puso especialmente guapo para dar la bienvenida a quien se convertiría en su accionista mayoritario, el grupo petrolero mexicano. De ello se encargó la Xunta, a través de la Consellería de Economía, que había llevado durante meses todas las negociaciones de la mano de José García Costas, actual presidente de Barreras.

Al proceso de entrada de Pemex en Barreras le faltaba una hoja en el calendario. Y no es precisamente el 26 de noviembre de 2013, cuando PMI, filial del grupo azteca, anuncia desde México D.F. la firma del acuerdo para hacerse con el 51% de Barreras. A aquella reunión celebrada en la capital mexicana acudió el propio García Costas y también el conselleiro de Economía, Francisco Conde, para oficializar la venta. Semanas antes, el 8 de noviembre, se aprobaba por parte de Sodiga, la sociedad de capital riesgo de la Xunta, la concesión de un préstamo participativo por dos millones de euros a Barreras.

Faltaba una pieza del puzzle

Ese 8 de noviembre, cuando se aprueba la concesión el préstamo participativo, y la inmediata entrada en el capital de Barreras por parte de Pemex, tardaron en llegar. La propia compañía mexicana había anunciado en mayo de 2013 que compraría Barreras, y daba el pistoletazo de salida a unas negociaciones que se dilataron siete meses, y en las que el préstamo de Sodiga se revela ahora como determinante. Su aprobación no fue divulgada, ni por la Consellería de Economía ni por la propia sociedad de capital riesgo.

De acuerdo con datos oficiales de Sodiga, a los que ha tenido acceso Economía Digital, la sociedad presidida por Juan Manuel Cividanes, director general de Xesgalicia, aprobó el préstamo participativo concedido a Barreras con un período de carencia inicial hasta el pasado 30 de abril de este año y un plazo de amortización semestral. El vencimiento del préstamo quedó fijado para el 30 de octubre de 2016.

Condiciones del préstamo


Las condiciones del préstamo que abrió la puerta a la firma de la compra de Barreras por parte de Pemex son las siguientes: devengó un interés fijo del 4,22% hasta el pasado 31 de diciembre de 2013. Con posterioridad a dicha fecha, según datos de Sodiga, devenga un interés fijo correspondiente al euribor más un diferencial de cuatro puntos, así como un interés variable en función de las ventas obtenidas por Barreras en el ejercicio inmediato anterior, de acuerdo con el contrato del préstamo participativo.

La Xunta, así, dulcificó la llegada de Pemex, que adquirió el 51% de Barreras a través de una ampliación de capital que se firmó finalmente el pasado mes de enero. El grupo mexicano ponía 5,1 millones de euros sobre la mesa para hacerse con la mayoría. Semanas después vendría el nombramiento de hasta tres consejeros en el astillero por parte de Pemex, así como la ratificación de García Costas como presidente, y también el fallo de la adjudicación de los floteles a Barreras y Navantia, que llegó el 28 de enero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad