La Xunta activa un canon minero sobre oro y wolframio “para blindar ambientalmente Galicia”

stop

Las empresas deberán pagar entre el 1% y el 1,5% de sus ingresos para paliar efectos sobre el paisaje

Impacto visual de la mina de Vilavella en el Camino de Santiago

18 de octubre de 2014 (00:13 CET)

En los últimos tiempos, Galicia ha captado las miradas del sector minero. El caso más relevante sigue siendo el interés del grupo canadiense Edgewater por poner en marcha una explotación de oro en Cabana de Bergantiños. La fuerte contestación social que han generado estos proyectos, así como las advertencias de grupos ecologistas y asociaciones en contra de la minería agresiva han llevado a la Xunta a poner en marcha un canon minero fijado en los presupuestos del próximo año.

En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, y la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, manifestaron que el canon minero tendrá un tipo impositivo que se situará entre el 1% y el 1,5%, en función del total las ingresos de las empresas.

El presidente gallego aseguró que el canon “está destinado a blindar ambientalmente Galicia”.

No para todas las minas


Sin embargo, este canon no grabará a todas las explotaciones mineras. De hecho, según el resumen presupuestario remitido a los medios, afectará a las explotaciones de oro, plata, wolframio, hierro y níquel, pero no a las explotaciones de pizarra, granito y áridos. Lo que se recaude en base a este canon irá parar a un fondo para “paliar” los efectos sobre el medio ambiente el paisaje de las actuaciones de las mineras.

Queda por saber, si este canon se aplicará, por ejemplo, con la polémica mina de Cementos Cosmos en Triacastela, que ha desatado las quejas de numeros grupos vecinales y ecologistas por sus efectos sobre el yacimiento arqueológico de Cova Eirós.

La mina de Cosmos se emplea para extraer caliza y durante décadas Cosmos tuvo un permiso de tipo A, que concedía poco más que la extracción de áridos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad