La Xunta activa el rescate de Xestur y deja al margen a las diputaciones

stop

Diluye el peso de los organismos provinciales hasta el 5% tras realizar una operación acordeón por 31,3 millones de euros

Polígono en la localidad coruñesa de Sigüeiro promovido por Xestur

en A Coruña, 02 de febrero de 2016 (02:53 CET)

Las diputaciones de A Coruña, Lugo y Pontevedra se han encontrado este lunes con un acto publicado en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) del que no tenían constancia, a pesar de ser partes implicadas. Se trata de una operación acordeón en la que la Xunta inyecta más de 30 millones de euros en Xestur para saldar parte de la deuda contraída con los bancos por la entidad y evitar con ello su quiebra.

La operación, fechada a 21 de diciembre de 2015, recoge el acuerdo del consejo de administración de Xestur para la reducción del capital en 9,26 millones de euros por medio de la rebaja del valor nominal de las acciones para, de manera simultánea, aumentarlo en 31,3 millones de euros mediante la emisión de 11.008 nuevas acciones que suscribe íntegramente el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS).

Menos control provincial

Este movimiento, en la práctica, diluye la participación de los distintos organismos provinciales en la sociedad –cargándoles con la mayor parte de la deuda – al tiempo que eleva la de la administración autonómica al 95% (83,11% del IGVS y otro 11,91% que está en manos de la Conselllería de Facenda), frente al 92,3% que tenía antes de la operación acordeón.

A los presidentes provinciales de A Coruña, Lugo y Pontevedra les ha cogido por sorpresa y con el sillón recién estrenado. La operación se aprobó la pasada primavera, cuando ninguno de ellos ocupaba el cargo. El pasado mes de septiembre tuvieron la última reunión en Xestur, pero ni entonces, ni cuando se ejecutó la maniobra en diciembre, les informaron de ella.

Tal es así que todas ellas afirmaban poseer el porcentaje previo a la operación (un 4,05 A Coruña, un 2,22 Lugo y un 0,34 Pontevedra. Ourense controlaba el 1,02 restante a través del Instituto Ourensán de Desenvolvemento Económico).

Sin cambios

Desde las diputaciones de A Coruña y Pontevedra confirmaron a Economía Digital que su intención en todo caso es mantener sus respectivas participaciones en el capital de Xestur. No sucede lo mismo con la de Lugo, que ya había anunciado la voluntad de vender su parte.

La Xunta le ofreció entonces una serie de terrenos como pago por su participación. Sin embargo, desde el organismo provincial no aceptaron para "no perjudicar la venta de parcelas", que podían tener potenciales compradores interesados. Además, según fuentes cercanas a la operación "a los bancos tampoco les interesaba que la Diputación se saliese". Desde septiembre no avanzaron sobre esta cuestión que se mantiene "en compás de espera".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad