Pazo de Meirás, en el concello coruñés de Sada, propiedad de la familia Franco

La Xunta abre expediente a los Franco por las visitas a Meirás

La Consellería de Cultura abre diligencias tras recibir quejas por la gestión de las visitas al Pazo de Meirás, que está en manos de la Fundación Franco

La Xunta ha abierto un expediente informativo para investigar el funcionamiento de las visitas al Pazo de Meirás. La familia Franco está obligada a abrir el inmueble que perteneció a la familia Pardo Bazán al público debido a su declaración como bien de interés cultural (BIC) que impulsó el bipartito de PSOE y BNG. Sin embargo, el funcionamiento de este servicio ha sido en reiteradas ocasiones foco de polémica.

La Consellería de Cultura ha abierto diligencias informativas tras recibir una nueva queja por la dificultad para programar una cita para ver el pazo, el mismo por el que litiga la Abogacía del Estado con el objetivo de recuperarlo para la titularidad pública. Los herederos del dictador dejaron en manos de la Fundación Nacional Francisco Franco la gestión de las visitas una vez que se vieron obligados a abrir el edificio del municipio de Sada (A Coruña) al público. Fue el propio Concello de Sada el que trasladó al Gobierno gallego las quejas de los visitantes que no pudieron acceder al inmueble durante el mes de agosto.

La Xunta ya sancionó en 2017 a la familia Franco con 4.500 euros por “problemas” en la gestión de las visitas a Meirás. Desde la Consellería de Cultura recordaban entonces que los propietarios tenían el deber legal de abrir el pazo al público al menos cuatro días al mes y preservar el estado del inmueble en base a la ley de patrimonio cultural de Galicia.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad