La Xunta abofetea a Povisa por su política de personal

stop

El gerente del Sergas considera "errática" la decisión del hospital privado de presentar un ERE y posteriormente retirarlo, pero matiza que está cumpliendo las condiciones laborales recogidas en el concierto con el Gobierno gallego

Asamblea de trabajadores de Povisa | EFE

A Coruña, 04 de marzo de 2015 (20:48 CET)

Una de cal y otra de arena para Povisa. El Sergas ha calificado de "errática" la política de personal del hospital concertado, que anunció un ERE para despedir a 56 empleados en enero y que, posteriormente, en febrero, lo retiró. Antonio Fernández-Campa, gerente del Sergas, respondió con contundencia a las preguntas del BNG al respecto: "No hablé de la política de personal de Povisa ni dije que fuera acertada. Me parece errática". Povisa despidió a 13 personas pocos días después de anular el ERE.

Sin embargo, Fernández-Campa matizó que cuando se firmó el concierto con la Xunta "184 contratos eventuales pasaron a carácter fijo", alcanzando a casi "el 80 por ciento" del personal de Povisa. En este sentido, ha apuntado que en 2006 había 1.307 personas contratadas y en septiembre de 2014 el cuadro de personal tenía 1.470 trabajadores, lo que supuso un aumento del 79,7 por ciento, según ha precisado.

La diputada del BNG, Montse Prado, ha matizado la cifra, reduciendo el personal del hospital hasta los 1350 empleados, por debajo de los 1.470 que apunta el Sergas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad