La Vuelta llega a Galicia: ¿inversión o gasto público?

stop

Pontevedra destinará más de 230.000 euros a la organización y espera un impacto económico de 2 millones en la provincia

Presentación de la Vuelta en la Diputación de Pontevedra

27 de agosto de 2012 (21:01 CET)

La Vuelta ha llegado a Galicia para quedarse. Estará durante tres etapas en la provincia de Pontevedra y realizará dos trayectos más por tierras gallegas, tocando todas las provincias excepto Ourense. La apuesta de la Diputación de Pontevedra por el evento deportivo ha sido rotunda. Destinará a Unipublic, empresa organizadora de la Vuelta, 150.000 euros en concepto de patrocinio, a los que hay que sumar los 80.000 que aporta el ayuntamiento de Pontevedra.

El montante total asciende con las actividades paralelas organizadas por la diputación. Entre ellas, tres eventos musicales en Vigo, Baiona y Vilagarcía de Arousa, un concurso con 7.000 euros en premios para los comerciantes y hosteleros que mejor decoren su establecimiento durante los días de la carrera ciclista, 12 marchas cicloturistas y una marcha ciclista solidaria, celebrada este lunes, en homenaje a los clubes ciclistas gallegos.

Además, se sortearán camisetas, pulseras y gorras de la Vuelta en los distintos eventos y se obsequiará a cada ganador de las 21 etapas de la competición con una botella de vino de la denominación de origen Rías Baixas “como ejemplo de promoción de los productos de la provincia”, apuntan en la Diputación de Pontevedra.

Por otro lado, se desplegará un operativo en los lugares de comienzo y finalización de etapa, y en las ciudades que atravesará el pelotón durante la carrera. En Vigo, por ejemplo, se movilizarán 250 efectivos entre policías y voluntarios.

Inversión

Las entidades públicas defienden este gasto como una buena inversión. Se basan en un estudio de la propia empresa Unipublic, según el cual cada euro invertido en la Vuelta genera un retorno de 10 euros. Es decir, la compañía organizadora prevé un retorno de más de 2 millones de euros para Galicia.

El problema es que buena parte de la cuantía se calcula en base a intangibles, como la promoción de los 44 municipios de la provincia por los que pasará el pelotón en una prueba que se retransmite a 170 países. Pero, ¿de dónde proceden el resto de los ingresos?

Ingresos para los hoteles

El gran beneficiado es el sector hotelero. El aparato de la vuelta mueve alrededor de 1.200 personas que pernoctarán en Pontevedra, Sanxenxo, Cambados, Ponteareas y Vilagarcía. Además de repercutir en el índice de ocupación de los hoteles, aumentarán notablemente la facturación para la hostelería.

Los municipios más beneficiados son aquellos donde comienza o finaliza una etapa. Los equipos ciclistas escogen en esos puntos, o en sus proximidades, los hoteles para pasar la noche, y la afluencia de público es mucho mayor que en otros puntos del recorrido.

Según informan desde la Diputación de Pontevedra, la ocupación aumentará “en 2.000 plazas durante cinco días”, sumando a corredores, equipo de producción, medios de comunicación y aficionados.

Polémica en Vigo

Precisamente, el alojamiento de los corredores ha sido motivo de polémica en Vigo. El alcalde, Abel Caballero, se ha quejado a la institución provincial por no incluir a la ciudad olívica entre los lugares en los que pernoctará el equipo de la Vuelta.

Caballero cree que por peso demográfico y porque “aporta el 35% del presupuesto” de la Diputación, deberían pasar una noche en Vigo, sin embargo, “no se tomarán ni un café”. La Diputación de Pontevedra aseguró que no era competencia suya la decisión, sino de Unipublic.

Hostelería

El otro sector beneficiado será la hostelería, aunque sus ingresos dependerán del número de personas que sea capaz de atraer el evento deportivo. Para los comienzos y finales de etapa el aumento en el volumen de negocio está asegurado. La prueba ciclista supondrá la llegada de 1.200 personas, a las que hay que sumar una media superior a los 1.000 aficionados por etapa en los puntos de comienzo y final de la carrera.

En la edición de 2011, la Vuelta ya estuvo en Pontevedra. El ayuntamiento invirtió 100.000 euros en la organización y el retorno, según datos del consistorio, fue de 250.000 euros. Acudieron más de 2.000 aficionados.

Miguel Anxo Fernández Lores, alcalde de la ciudad, intentó repetir este año, con la idea de que “es una muy buena inversión en tiempos de crisis económica”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad