La Unión de Guardias Civiles denuncia el expediente de 19 agentes por no cumplir con la media de multas

stop

Este sindicato apunta que hasta dos altos cargos en Galicia emplean el coche patrulla para sus desplazamientos privados

15 de mayo de 2012 (17:35 CET)

La Unión de Guardias Civiles ha denunciado que sólo en Galicia hay 19 agentes de Tráfico que tienen expedientes por multar “menos de la media”. Esta situación implica una rebaja en el sueldo, así como la posibilidad de perder su destino. Esta asociación de Guardias Civiles también denuncia “irregularidades” supuestamente cometidas por varios mandos del cuerpo.

El secretario general estatal de la Unión de Guardias Civiles (UGC), Manuel Mato, dice que la cifra de agentes expedientados en Galicia es muy elevada, si se tiene en cuenta que la media estatal es de cuatro expedientes por provincia. A Coruña es la provincia con más sancionados: 15.

Rebaja de 200 euros en el sueldo

Según explican, la media de denuncias por agente y mes es de 28. “Si no se denuncia eso los agentes pierden 200 euros del sueldo”, explican. “No vamos a ser los recaudadores del Gobierno”, expresó Mato, quien dijo que los agentes de Tráfico no están dispuestos a salir a la carretera “para perseguir a los conductores”.

Al mismo tiempo que UGC hizo esta denuncia, también criticó las “irregularidades” que, supuestamente, estarían cometiendo algunos mandos del cuerpo de la Guardia Civil.

Irregularidades de mandos en A Coruña y Corcubión

Mato ha denunciado que en Galicia existen, en concreto, dos mandos que estarían usando el coche patrulla para desplazamientos privados.

En concreto, se ha referido al caso de un teniente coronel, que acompañado de un conductor, utiliza el coche patrulla para sus desplazamientos diarios. “El chófer lo deja en Perillo y después va a Betanzos y deja el coche en un garaje privado, y al día siguiente lo recoge de nuevo en Perillo”, expuso.

Custodia incorrecta de pruebas

Otro de los casos que denuncia es el de un oficial de la Guardia Civil de Corcubión, con residencia en Ferrol que, según Mato, utiliza el coche patrulla “todas las semanas” para desplazarse a la capital ferrolana. “Si se queda dos días, también se queda el coche”, apuntó.

Por último, también han alertado del caso de las pruebas de sangre que se realizan para corroborar los resultados de alcoholemias en A Coruña. Según indican, estas pruebas no no siguen “la cadena de custodia”, lo que podría implicar “la invalidez de las pruebas de alcoholemia en sangre de los últimos cinco años”.
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad