La rotura de los diques de una balsa minera causa 17 muertes en Brasil

stop

CATÁSTROFE AMBIENTAL

El lodo tóxico se llevó por delante la localidad de Bento Rodrígues

en A Coruña, 09 de noviembre de 2015 (13:22 CET)

La peligrosidad de las balsas mineras ha vuelto a quedar patente. La semana pasada, la rotura de dos diques de contención de una mina de hierro dejaron sepultada la pequeña localidad de Bento Rodríguez, en el estado brasileño de Minas Gerais.

El aluvión de lodo tóxico procedente de la balsa en la que la compañía Samarco depositaba los residuos de su explotación de hierro, causó 17 muertes. Hay más de 50 heridos y varias decenas de desaparecidos. Las personas rescatadas han tenido que ser descontaminadas.

Catástrofe ambiental

El vertido ha arrasado el pueblo y convertido la zona en un lodazal tóxico. Carlos Ferreira, uno de los fiscales ambientales que investiga el suceso, ha destacado el "enorme" daño ambiental provocado por la rotura de la balsa, que ha alcanzado diversos cursos fluviales de la cuenta del río Doce, por lo que podría llegar a afectar a otras poblaciones de la región.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad