Cayetana Álvarez de Toledo y Pablo Casado, en una imagen en el Congreso

La receta de Feijóo a Casado: más Ana Pastor y menos Álvarez de Toledo

Cargos del PP trasladarán a Casado la necesidad de olvidarse de Vox y moderar el discurso, dando más protagonismo a Ana Pastor

Sin que Alberto Núñez Feijóo lo haya pedido, cargos del Partido Popular han retomado el debate sobre el camino que debe seguir la formación al calor de la victoria electoral en Galicia, que se cimentó en un discurso diferenciado del que ha esgrimido hasta la fecha Pablo Casado.

Sobre tan peliagudo asunto no se hablará en el comité ejecutivo de este miércoles, destinado a que el presidente de la Xunta en funciones agradezca al partido su apoyo y a que reciba los elogios pertinentes por su cuarta mayoría absoluta, que lo consolida, un poco más si cabe, como el gran barón territorial del PP.

Sin embargo, los mensajes llegarán a Pablo Casado durante la jornada, aunque sea en escenarios más discretos. Distintos cargos populares ya se pronunciaron el lunes pidiendo moderación y centralidad. Lo harán de nuevo este miércoles, con Núñez Feijóo en la sala.

Ana Pastor, Mariano Rajoy y la nostalgia

La postura del dirigente gallego no ha cambiado desde que salió de manifestarse con Vox y Ciudadanos en la madrileña plaza de Colón y emprendió el camino hacia la última campaña electoral. El PP gallego considera que el partido era más ancho en la etapa de Mariano Rajoy, con la que Feijóo se siente más identificado. También cree que hay que olvidarse de Vox y competir por el votante de centro que ahora aglutina el PSOE.

Como en el análisis coincide el ala más moderada del partido y está avalado por la rotunda victoria en Galicia, la presión sobre Pablo Casado se intensificará. La petición de un giro al centro tiene incluso nombres propios. El más pronunciado es Ana Pastor, representante de la etapa de Rajoy y de los populares gallegos.

Dirigentes del partido quieren que la expresidenta del Congreso gane peso en la imagen pública del PP, es decir, que tome un mayor protagonismo en el discurso que traslada la formación en detrimento de Cayetana Álvarez de Toledo. La portavoz en el Congreso no solo genera incomodidad en tierras gallegas, sino en una parte amplia del partido, y tiene escaso peso orgánico, más allá del apoyo de Pablo Casado.

Feijóo no abrirá un frente contra Casado

Feijoo defiende esta postura sin tener intención alguna de iniciar una batalla con Casado. El tren hacia Madrid partió tras la moción de censura que descabalgó a Rajoy y el presidente gallego no ha vuelto a abrir esa puerta. A día de hoy, tampoco tiene intención de hacerlo. Otra cuestión es la influencia que pueda ejercer para impulsar un giro al centro, una galleguización del PP, según lo expresaban fuentes del partido consultadas por este medio.

Casado es refractario respecto al viraje y cauteloso respecto a la figura de Feijóo, pues no lo siente como uno de sus apoyos para revalidar el liderazgo del PP en un eventual congreso. 

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad