La quita a las preferentes recrudece la batalla política

stop

Feijóo acusa a la oposición de instrumentalizar a los afectados y el BNG pide su dimisión

23 de marzo de 2013 (18:48 CET)

La quita aplicada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) a los tenedores de participaciones preferentes y obligaciones subordinadas no sólo amenaza con recrudecer las protestas de los afectados. La subida de tensión en el debate político es también evidente.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha cargado con dureza contra el PsdeG, a quien responsabilizó de la emisión de estos productos financieros complejos. “"Aquellos que se lavaron las manos mientras emitían millones y millones de preferentes, ahora se las frotan para utilizar como arma arrojadiza a las víctimas contra los que intentamos buscar una solución", dijo en el Congreso provincial del PP de Pontevedra, donde cientos de afectados se movilizaron en un acto de protesta.

Feijóo hizo una defensa a ultranza de la actuación de la Xunta y del arbitraje. “Seguiremos impulsando el arbitraje y planteando una cosa muy sencilla, que al 100 por 100 de los ahorradores hay que devolverle el 100 por 100 de sus ahorros", aseveró.

Dimisión


No opina igual el BNG. El portavoz nacional de la formación frentista, Xavier Vence, asistió junto a otros miembros del partido a la manifestación celebrada en Pontevedra contra la quita impuesta por el Frob. Allí, Vence pidió la dimisión de Feijóo, del ministro de Economía, Luis de Guindos, y del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por el “incumplimiento grave” de sus compromisos con los afectados por las preferentes.

Vence insistió en que las medidas aplicadas desde los Ejecutivos autonómico y central están "lejos de lo que debería ser un gobierno respetuoso con las normas y los intereses de la población", por lo que el BNG se ha mostrado "en contra" de la quita. "Un expolio y una expropiación propia de un Estado de excepción económica y democrática", denunció.

El PSdeG recuerda las promesas electorales


Se ha sumado a las críticas el portavoz parlamentario del PSdeG, Abel Losada. Además de mostrar su rechazo a la quita, ha puesto énfasis en las promesas electorales del Partido Popular y ha asegurado que el arbitraje está "prácticamente paralizado" tras los comicios.

"Lo que tiene que hacer Feijóo es preocuparse con más intensidad si cabe de los ahorros de estas personas estafadas y no de los 70 millones de euros de los grandes empresarios gallegos que invirtieron en Novagalicia banco", señaló tras pedirle al presidente de la Xunta que se plantase ante el Frob.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad