La Quiniela Galega nació en un máster de la Universidade de Vigo

stop

Sus creadores dieron a conocer los detalles de esta iniciativa en el transcurso de la asamblea de la Federación Galega de Fútbol

Patricio Sánchez y Rafael Louzán en la presentación de la Quiniela Galega

en A Coruña, 18 de julio de 2016 (03:00 CET)

La Quiniela Galega, el proyecto pionero de la Federación Galega de Fútbol (FGF) y el Grupo de Investigación GEN, surgió del Máster de Gestión Empresarial del Deporte que se imparte en el campus de Ourense de la Universidade de Vigo. En él dan clases los economistas y expertos legislativos del equipo especializado en economía del deporte coordinado por el Profesor de Economía Financiera y Contabilidad y subdirector de GEN, Patricio Sánchez.

Los contactos entre ambas instituciones arrancaron hace justamente un año. Los expertos de GEN consideraban que a la división de economía del deporte, muy volcada en la investigación y la docencia, le faltaba contacto con la realidad del sector. Decidieron entonces poner sus conocimientos al servicio de las instituciones y acordaron empezar por la Federación Galega de Fútbol.

Aplicación práctica

La elección, como explica Patricio Sánchez, responde al peso que la FGF tiene en la comunidad. De hecho, Galicia es la que más licencias federativas de fútbol tiene en relación a su población y la cuarta de España en cuanto al total de fichas, unas 70.000.

El tema de las apuestas deportivas ya lo habían abordado desde el punto de vista teórico y, como apunta Sánchez "Vimos que podía ser vía de colaboración, aunque seguramente no sea la única. Por alguna tenían que empezar y eligieron ésta".

El coordinador del equipo de trabajo encargado de diseñar la Quiniela Galega la define como una herramienta de obtención de ingresos, "pero su utilidad puede ir mucho más allá". Respecto a su labor, destaca que "el hecho de que no exista algo parecido en otra autonomía ya da una pista de las dificultades, sobre todo legales" que entraña.

Conejillos de indias

Tras un año de intenso trabajo, llegó el momento de presentarlo. El pasado sábado, en el marco de la asamblea de la FGF, los expertos que colaboraron en su creación tuvieron ocasión de explicar más al detalle las características del juego, que arrancará la próxima temporada con una comunidad virtual. "No va a haber juego de dinero", aclara Sánchez. Las apuestas monetarias comenzarán en la 2017-18.

El precio, tal y como exigió la federación, será popular. La apuesta vale 50 céntimos y hay que cubrir un mínimo de dos. Ganar no es fácil. Los integrantes del equipo de investigación ya estuvieron este año apostando sobre los resultados de la tercera autonómica --que junto con la primera femenina y la primera regional serán las categorías que figuren en los boletos-- y "nadie ganó", resume Sánchez. 

'Os nove'

El sistema por el que se rige es el de apuesta mutua, como la quiniela, que consiste en el reparto en premios de un porcentaje de la recaudación, en este caso el 55%. "Los botes llaman al jugador, por eso decidimos introducir un partido bote más difícil de acertar, ya que hay que apostar por el número de goles, no sólo por la victoria o el empate", explica su impulsor.

Otra de las bases del juego es que haya pocos acertantes o ninguno para generar más bote y aumentar el atractivo en las jornadas siguientes. Para ello, han incorporado dentro de la apuesta una complementaria denominada Os Nove, que consiste en elegir sólo nueve de los 13 partidos de la jornada. El premio se reparte sobre la recaudación específica. "Ganarlo sería muy jugoso", apunta Sánchez, aunque todavía habrá que esperar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad