La primera medida de Trump: quita las ayudas para hipotecas

stop

No pasaron 24 horas que la nueva administración bloqueó un plan que ayudaría a las personas de bajos recursos a pagar las cuotas de sus viviendas

Donald Trump gesticula en la gala de su asunción. / EFE

Barcelona, 21 de enero de 2017 (10:12 CET)

La primera medida que tomó Donald Trump fue liquidar una de las últimas acciones de Barack Obama. Cuando el nuevo presidente todavía estaba en los actos de asunción, su nueva administración anunció que quitarán un subsidio a las hipotecas de personas de bajos recursos o que sean primeros compradores de su vivienda familiar.

Lo que se suspende es la quita del 0,25% del seguro que se cobra a los participantes del programa hipotecario de la FHA (Administración Federal de Vivienda). Esto representaba a los tenedores de hipotecas un ahorro de al menos 500 euros al año, dependiendo del valor de la propiedad.

En el 2013, el gobierno de EEUU tuvo que destinar 1.700 millones de dólares para rescatar a la FHA cuando se agotó su fondo de seguros, una medida que se tomó por primera vez en sus 80 años de historia.

Por ello, para evitar que este organismo vuelva a tener números rojos, Trump se adelantó con la quita de este subsidio. En clave política, se lee como una revancha del nuevo presidente a su antecesor, que había aprobado esta ayuda poco antes de abandonar el salón oval.

Los analistas también lo ven como un indicio que la nueva administración se preocupará menos por estados con tradición demócrata, como California o Nueva York, que registran los mayores valores inmobiliarios en el país.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad