La prensa cambia su día de huelga para lograr mayor incidencia en los diarios digitales

stop

El sector modifica la tradición de la prensa escrita y protestará el mismo día que el resto de sectores

Un grupo de periodistas protestan en Barcelona en 2010.

14 de noviembre de 2012 (00:00 CET)

El sindicato de periodistas y las federaciones autonómicas CCOO-FSC y UGT-FeS han convocado, por primera vez, la huelga general el mismo día que el resto de sectores productivos. La acción reconoce la creciente influencia de los medios digitales cuya paralización, como las televisiones y radios, sólo tiene incidencia si se realiza el mismo día de la huelga del resto de sectores.

Los sindicatos intentan que la paralización informativa tenga la mayor incidencia posible aunque son conscientes de que las redes sociales y los teléfonos inteligentes tienen la capacidad de sustituir la paralización de los grandes medios, en el supuesto de que se produzca.

Las redacciones de los diarios de papel, que también cuentan con ediciones digitales, ya reclamaron en la anterior convocatoria de huelga general del 29M un cambio de día. Hasta la huelga de marzo, el sector solía manifestarse el día antes con el propósito de evitar la salida de los principales periódicos.

Historia sin precedentes

La incidencia de una paralización de los medios ya no podrá ser igual a la del 14 de diciembre de 1988 cuando casi todo el país se manifestó contra la reforma laboral del presidente Felipe González que precarizaba los contratos juveniles.

El impacto social de la paralización de la televisión, más que el corte abrupto de la señal en la medianoche del día de huelga, supuso todo un símbolo de éxito de la huelga y de la posterior rectificación del Ejecutivo.

Pero hoy las dudas sobre si un medio debe secundar o no la convocatoria ha llegado hasta el progresista Diario.es que formuló una encuesta a sus lectores para consultar su opinión acerca de la postura que debía asumir durante la jornada. La mayoría (el 81%) votó que el medio debería informar exclusivamente sobre temas relacionados con la paralización y que no debía cerrar.

Los sindicatos aseguran que las reformas laborales del gobierno han ocasionado que más de 8.000 periodistas hayan perdido el empleo en los últimos 12 meses y han convertido al sector en el más afectado por la crisis, después de la construcción.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad