La polémica por el AVE rompe las relaciones entre BNG y CiU

stop

La agrupación gallega culpó de la suspensión de las relaciones a  "la intromisión sistemática" de CiU en temas clave para Galicia

22 de julio de 2012 (19:47 CET)

Él Bloque Nacionalista Gallego ha decidido dejar en suspenso su "marco de relaciones" políticas con Convergència i Unió. Así se lo comunicó el portavoz del BNG, Guillerme Vázquez, al secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, a través de una carta. En la misiva, Vázquez acusa a la fuerza política catalana de una "intromisión sistemática" en asuntos que, como el AVE o el futuro financiero gallego, afectan a los intereses estratégicos de Galicia.

En el texto, Vázquez afirma que CiU ha quebrado la bases de una relación que en el pasado se había sustentado en "el respeto mutuo y la reciprocidad", al cuestionar "asuntos trascendentales" para Galicia.

El AVE gallego

La suspensión de las relaciones entre las formaciones políticas pone fin a la tensión generada alrededor del AVE gallego. En enero de este mismo año, el portavoz de CiU en el Congreso, Pere Macias, inició la polémica al asegurar que hacer el AVE a Galicia ponía en riesgo la credibilidad de España.

Fue la primera de una serie de declaraciones en las que CiU utilizaba las inversiones del AVE en Galicia para quejarse del "maltrato" que, según los nacionalistas catalanes, recibía Catalunya por parte del Estado. La última, la realizó el presidente de la Generalitat, Artur Mas, este mismo mes. "Hay dinero para el AVE de Galicia, pero no para Catalunya", aseveró Mas.

El portavoz del BNG, Guillerme Vázquez, aludió, precisamente, a su "descontento" por las declaraciones de dirgientes de CiU en la carta que remitió a Duran i Lleida. "El BNG siempre ha sabido defender los intereses de Galicia sin agredir a otros pueblos", sentenció Vázquez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad