El patrón independentista Antoni Abad, presidente de Cecot, falsificó la firma de su ex socio

La patronal aliada de Puigdemont también reniega de la DUI

stop

La patronal Cecot entrega sus premios anuales en una ceremonia en la que su presidente Antonio Abad hizo una llamada desesperada al diálogo

en Barcelona, 24 de octubre de 2017 (06:00 CET)

El presidente de la patronal vallesana Cecot, Antoni Abad, apuesta por el diálogo político entre Cataluña y el Estado pero no por la declaración unilateral de independencia (DUI) con la que amaga Carles Puigdemont. Ninguna patronal catalana defiende esta vía unilateral, ni siquiera la Cecot, que siempre ha sintonizado con las posiciones de Convergència, la actual Pdecat.

Este lunes, en la ceremonia de entrega de los premios anuales de Cecot en el Teatre Nacional de Catalunya, Abad ha insistido en la necesidad del diálogo político. Incluso ha ofrecido a los empresarios como mediadores. En su discurso, no ha mencionado ni una sola vez la declaración unilateral de independencia, ni tampoco el artículo 155 de la Constitución. No obstante, ha subrayado que “sería una temeridad cualquier otro camino” que no sea el diálogo. “Una salida en falso. La irracionalidad o el absurdo no se perdona, se cura. Siempre estamos a tiempo”.

Abad subrayó que en Europa los conflictos se resuelven “dialogando y pactando”. Por este motivo, “hasta la extenuación queremos lo que desesperadamente necesita España: diálogo”. Para facilitarlo, postuló a la Cecot como mediadora. Esta patronal forma parte de la Taula per la Democràcia, en compañía de la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, así como de los sindicatos CC.OO, UGT y otras organizaciones. También se ha adherido a la comisión de mediación política impulsada por Maria Eugènia Gay, decana del Colegio de Abogados.

Consejeros de la Generalitat

Entre los asistentes al acto estaban el mismo Carles Puigdemont y cuatro de sus consejeros: Josep RullMeritxell BorràsDolors Bassa y Santi Vila, titular de Empresa, que está cavilando su dimisión. Si alguno de ellos esperaba unas palabras explícitas de apoyo a la DUI por parte de Abad, no las tuvieron. Sin embargo, defendió el derecho a decidir aunque sin mencionarlo por su nombre: “los empresarios tenemos claro que consultar a la ciudadanía es un elemento de calidad democrática. En una sociedad democrática, a diferencia de una dictadura –añadió-, no es la ley la que determina la voluntad de los ciudadanos, sino que es esta la que crea o modifica la legalidad cuando sea necesario”. El acto también contó con la presencia de Carme Forcadell, la presidenta del parlamento catalán.

Cecot: su presidente, Antoni Abad, pide diálogo político pero no apuesta por la DUI

Aunque evitó apoyar la DUI, lanzó guiños de complicidad al gobierno de Puigdemont. Recordó que el World Economic Forum (WEF) sitúa a España, por lo que se refiere a la independencia judicial, “por debajo de Kenia, China o Arabia Saudita”. Mencionó “episodios de falta de respeto a derechos básicos personales y colectivos”. Cargó contra el “inmovilismo” político y sentenció que “falla el recurso más básico de la democracia: el diálogo; y la virtud más primordial: la bondad”. Ante esta situación, “el vacío creado por la incapacidad de dialogar no tarda en llenarse de veneno”.

Abad no formuló ni una crítica a las empresas que han trasladado su sede social fuera de Cataluña huyendo de la inseguridad jurídica. “No debemos condenar las decisiones empresariales que son individuales y a riesgo”. “Las debemos respetar”, subrayó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad