La patronal aboga por salvar a transportistas y autónomos de la subida de carburantes

stop

Alvariño defiende la medida para conservar la calidad de la sanidad pero pide que no afecte a estos sectores

José Manuel Fernández Alvariño, presidente de la CEG | EP

12 de octubre de 2013 (17:45 CET)

La Confederación de Empresarios de Galicia, al igual que la mayoría de agrupaciones empresariales, es contraria casi por norma a todo aumento impositivo. Pero incluso en esta premisa caben matices. El presidente de la patronal, José Manuel Fernández Alvariño, mostró este sábado su apoyo a la subida del impuesto de hidrocarburos de la Xunta, que supondrá un incremento de 3,6 céntimos en el gasóleo y 2,4 céntimos en gasolina.

Alvariño entiende que es una medida necesaria para conservar la calidad de la sanidad. “Si queremos una sanidad de calidad hay que pagarla”, aseveró. Ese es el discurso que mantuvo también el vicepresidente del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, que calificó la subida impositiva de “responsable”. “Una medida para seguir manteniendo la sanidad pública en las condiciones en que se está haciendo”, sentenció.

Pese a este acuerdo básico, la patronal gallega tiene sus reivindicaciones respecto al aumento en el coste de los carburantes y atañen, básicamente, a los sectores profesionales más afectados. En concreto, Alvariño se refirió a los transportistas y a los autónomos. “Haremos llegar (a la Xunta) que haya una discriminación para el sector del transporte y ciertos sectores en los que incide directamente", explicó el presidente de la CEG.

Dónde recortar


El aumento previsto por la Xunta, de hecho, ya discrimina a los transportistas, que tributarán como hasta ahora. Tampoco habrá subida para el gasóleo de usos especiales, que es el que se emplea en sector primario y en calefacción.

Alvariño insistió en que la sociedad civil "tiene que comprender" que la esperanza de vida ha aumentado y "hay que garantizar la exigencia de calidad" en la atención sanitaria hasta el final. "Y como hay más demanda, tenemos que pagarlo", ha advertido, si bien ha comprendido que los recortes también tienen que tocar "otros temas, no siempre el social".

"Si queremos una sanidad de calidad, hay que pagarla, contemplando ese aspecto de discriminación, inclusive autónomos", concluyó el empresario vigués.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad