La PAH busca dinero en internet para pagar una condena de 12.000 euros

stop

SENTENCIA JUDICIAL

Manifestación de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en Barcelona

en Barcelona, 05 de agosto de 2015 (22:25 CET)

Antonio y Tomás Guillén se enfrentaban a tres años de cárcel y 88.000 euros por publicar una foto en Facebook en la que llamaba "mafioso incompetente" al funcionario judicial que intentó desahuciar, por error, a su madre. La vivienda que debía ser desahuciada era la suya, pero el procurador confundió la dirección de ambos domicilios.

Tras meses de proceso judicial, la pena de prisión fue retirada y la multa rebajada a 12.000 euros. Un dinero del que no disponían los hermanos Guillén, residentes en Mula (Murcia) y miembros del grupo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de su localidad. A partir de ahí, la organización de la que salió la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se puso manos a la obra.

Financiación colectiva

Mediante una campaña de micro mecenazgo (o crowfunding) la plataforma anti-desahucios busca desde este miércoles recaudar 14.000 euros (los 2.000 euros adicionales son para financiar las recompensas o pequeños regalos que se entregarán a los donantes) para pagar la condena antes del 10 de agosto.

A las pocas horas de publicarse en la web Goteo.org la iniciativa, todo parece indicar que el objetivo no sólo se alcanzará, sino que será superado. [Al cierre de este texto (21.30) ya se habían recaudado 7.000 euros, más de la mitad de la cantidad total]

Daños contra el honor

Los hechos que justificaron la denuncia ocurrieron el 8 de octubre de 2012. Es decir, más de dos años y medio antes de que se aprobase la Ley de Seguridad Ciudadana (conocida popularmente como Ley Mordaza); que contempla multas de hasta 30.000 euros para quienes intenten parar un lanzamiento hipotecario.

La querella, puesta por el secretario judicial que recibió los insultos, fue aceptada en base a tres cargos: injurias graves con publicidad, daños contra el honor y violación de la intimidad (esta última fue finalmente retirada por el juez).

Recaudación express

Desde la PAH explican a Economía Digital que el objetivo es "hacer una demostración de fuerza y de solidaridad" con Antonio y Guillén. A diferencia de otras organizaciones cocinadas en los últimos años al calor del 15-M, como Podemos --que pagó parte de la campaña electoral para las europeas por esta vía-- o la iniciativa 15m para Rato (responsable de la querella contra el ex ministro de Economía), este colectivo nunca antes había utilizado dicho método para buscar financiación.

"Hemos llegado a este punto porque se han agotado el resto de vías legales", aseguran fuentes de la plataforma. Que también reconocen la enorme potencia y capacidad de movilización con la que cuentan los 250 nodos y miles de activistas y seguidores que estos tienen en las redes sociales para transmitir sus mensajes.

Con todo, aseguran que esta es una ocasión excepcional, dada la urgencia (la cantidad debe ser depositada en el juzgado en menos de una semana) con la que había que conseguir el dinero.

Campaña viral y Lola Flores

Como ocurre con cualquier tipo de movilización de la PAH y de otros colectivos indignados, el uso de Twitter y Facebook está siendo fundamental en una campaña bautizada bajo el nombre de Operación Lola Flores (y el hashtag #OpLolaFlores). ¿La razón? Aprovechar la imagen de la cantaora y el famoso vídeo en el que pide a "cada español una peseta" para saldar sus cuentas con Hacienda.

No para cumplir con las obligaciones tributarias, pero sí para financiar una multa que desde el colectivo consideran totalmente injustificada, esta iniciativa buscaba, también, una donación "asumible por cualquier persona" (inicialmente solicitaban un euro, aunque ya se han registrado donaciones de hasta 150 y 300 euros) pero muy numerosa.

Rectificación

Antonio Guillén, autor del mensaje que ha originado todo este embrollo, reconoce a este diario que se equivocó al insultar al secretario judicial. Aunque recuerda que la publicación fue retirada de la red social menos de 24 horas después, en el mismo momento en el que se enteró de la querella a la que se enfrentaba.

Ahora, agradece la solidaridad de las personas anónimas que han apoyado tanto él como a su hermano. Y no deja de repetir la importancia que en todo el proceso judicial ha tenido la PAH, responsable de los honorarios de los abogados que han llevado el caso hasta ahora.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad