La exconselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato. EP.

La oposición investiga si Bea Mato incumple la Ley de Incompatibilidad

Común da Esquerda indica que la exconselleira Mato tendría que haber informado a la Oficina de Incompatibilidade de su fichaje por Greenalia

Común da Esquerda y BNG han cargado duramente contra la exconselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, por su fichaje, año y medio después de haber abandonado la Xunta de Galicia, por la compañía Greenalia, para la que trabajará como directora de Desarrollo Corporativo y RSC. Ambas formaciones han indicado que “vigilarán” si hay incompatibilidades en el nombramiento.

Grupo Común da Esquerda ha denunciado que la exconselleira acceda a este cargo "tan solo dos meses después de anunciar su retirada de la política" (Mato abandonó la Xunta de Galicia para presentarse a la Alcaldía de A Coruña por el PP). En este sentido, estudiará las "incompatibilidades" que supone a nivel legal.

Declaración previa en el Registro de Buenas Prácticas

Según explica este grupo, Mato "no figura en el registro" de la Oficina de Incompatibilidades e Boas Prácticas, en que tendría que haber presentado la preceptiva declaración previa, ni el listado de resoluciones de reconocimiento del ejercicio de actividad privada, tras el cese de altos cargos de la Dirección Xeral de Función Pública.

Por este motivo, el Grupo común da Esquerda analizará si la exconselleira hizo entrega de la declaración pertinente con carácter previo al inicio de la actividad en el sector privado, ya que, de no ser así, "estaría incurriendo en una grave vulneración" de la Ley 1/2016 de transparencia y buen gobierno.

Petición de información

Los diputados esperan obtener en los próximos días la información necesaria para aclarar esta cuestión. De confirmarse el caso de incompatibilidad, "no resultaría sorprendente", ya que el Partido Popular "tiene acostumbrada a la ciudadanía a sus prácticas corruptas y que sus altos cargos entren en consejos de administración por las puertas giratorias tras dejar la política".

Por su parte, en un comunicado, el diputado del BNG --ahora suplente en la Diputación Permanente-- Luís Bará ha denunciado la "puerta giratoria" del PP en esta contratación, una de las "grandes empresas del lobby energético y forestal gallego".

El BNG habla de “trato de favor”

Bará ha afirmado que la contratación de Mato supone una "compensación" por el "trato de favor" a la empresa Greenalia, tras la modificación de la normativa, en 2016, sobre el cambio de las plantas de biomasa con el fin de "legalizar" la planta de esta empresa en Curtis.

Además, el diputado nacionalista ha recordado que los informes favorables de la Consellería de Medio Ambiente para la tramitación de la planta en el mes de enero de 2017 y julio del mismo año hicieron posible la aprobación ambiental integrada acompañada del informe ambiental de la fábrica de biomasa para producción eléctrica.

Un lavado en verde

Bará ha criticado que la exconselleira de Medio Ambiente pase ahora dirigir la Fundación Greenalia y a representar la responsabilidad corporativa, "un lavado en verde" y "claro ejemplo de la economía circular que pregona el PP y que no son más que operaciones de cosmética para lavar en verde los proyectos con grandes impactos ambientales".

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad