La oposición exige a Feijóo más impuestos a grandes superficies, banca y rentas altas

stop

PSdeG, BNG y AGE proponen aumentar la carga fiscal a los depósitos y a las empresas más contaminantes para elevar los ingresos de la Xunta

Elena Muñoz presenta el proyecto de presupuestos para 2014

24 de noviembre de 2014 (18:30 CET)

Los principales grupos de la oposición al Partido Popular en la Xunta han presentado este lunes sus enmiendes a los presupuestos del Gobierno gallego, que la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, ha defendido como “los presupuestos de la recuperación”. No coinciden en la interpretación AGE, BNG y PSdeG que han propuesto, entre otras medidas, una batería de gravámenes para aumentar la recaudación.

En concreto, proponen subir los impuestos a las rentas y patrimonios más elevados. Junto a esta iniciativa, exigen crear nuevos impuestos las empresas más contaminantes y las grandes superficies comerciales, además de los depósitos bancarios.

Así, las tres fuerzas han puesto el foco sobre la necesidad de elevar los ingresos de la Xunta en el debate sobre los presupuestos gallegos para el año próximo. En concreto, las propuestas del BNG permitirían recaudar 275 millones de euros más; las de AGE, 150 millones de euros; y las del PSdeG, hasta 580 millones.

Medidas “irrelevantes”

Elena Muñoz, por su parte, ha criticado las enmiendas porque "se basan en unas previsiones de ingresos que no están aproximadas a la realidad" y porque "en muchos casos pretenden bajar partidas que son necesarias para la propia acción de este gobierno".

Respecto a una subida impositiva en el tramo autonómico del IRPF a las rentas altas, Muñoz no cree que aplicarla sea relevante, ya que una subida a partir de los 60.000 euros --como propone el PSdeG--, "sólo afectaría a un 1,5%" de los contribuyentes, con "un escaso efecto"; mientras que un incremento a partir de los 100.000 euros --que ha reclamado el BNG-- se traduciría en "una subida que afecta al 0,38% de los contribuyentes". A AGE le reprocha que "no aclara" cuáles son las rentas altas a las que quiere gravar más.

El plan del PSdeG

Además de la subida del IRPF a las rentas altas, los socialistas han propuesto modificar el impuesto de Patrimonio y el de sucesiones y donaciones, para captar entre ambos, 107 millones.

También reclama una "imposición verde" que permita obtener nueve millones; así como un impuesto que grave los depósitos de entidades financieras --hasta 35 millones--; y otros sobre grandes áreas comerciales. En el capítulo de transferencias, los socialistas exigen que se reclame al Estado un incremento de al menos 101 millones de euros.

Empleo y vivienda

El BNG, que ha coincidido en reclamar modificaciones a los mismos impuestos y ha solicitado aumentar la carga fiscal sobre las empresas más contaminantes. Los nacionalistas han planteado crear un plan de empleo con 50 millones de euros y destinar otro tanto para los sectores primarios y para un plan de emergencia social.

AGE, por su parte, ha propuesto medidas fiscales para lograr 150 millones de euros adicionales en base a una subida de impuestos a las clases más altas y a la banca y nuevas cargas a las grandes superficies comerciales y a las bebidas de alto contenido en azúcar. Los fondos obtenidos por esta vía --sumados a otros 150 millones en deuda-- servirían, ha defendido, para atender a los desahuciados, para reforzar los servicios públicos y para apoyar la industrialización de la comunidad.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad