La oposición en bloque pide la dimisión de Baltar tras el escándalo sexual

stop

La denuncia contra el presidente de la Deputación de Ourense debilita al PP en su último vivero de votos

Manuel Baltar

en A Coruña, 28 de octubre de 2015 (06:10 CET)

Jarro de agua fría para uno de los mandatarios de primera línea del PP gallego que más fuerza había cobrado tras las pasadas municipales. Manuel Baltar ha sido denunciado por prometer supuestamente un puesto fijo en la administración pública a una mujer a cambio de favores sexuales. Feijóo ha recibido la noticia con sabor agridulce, sabiendo que deja tocado a uno de sus críticos y allana el camino para el alcalde que envió a Ourense desde la Consellería de Educación, Jesús Vázquez. Pero también sabe que necesita los votos de la provincia ourensana, la única que conserva el color popular, para los dos próximos envites electorales, las generales y autonómicas.

Mientras en San Caetano se echan estas cuentas sin mojarse demasiado en el caso judicial, en la Cidade de As Burgas se ha levantado la veda y toda la oposición ha pedido la dimisión de Baltar. El presidente provincial, conocedor hace tiempo de la denuncia pero conmocionado por la tormenta levantada, se ha limitado a negarlo todo y anunciar acciones legales.

El caso "más grave en 40 años"

La jornada ha sido dura para el líder del PP ourensano. Arrancó con Laura Seara (PSOE) pidiendo su dimisión y recordando que el "derecho de pernada dejó de existir hace mucho tiempo". La ex directora general del Instituto de la Mujer definió la denuncia como "el caso más grave ocurrido en Ourense en los últimos 40 años", que en este caso, "además de un delito de corrupción, existe un delito contra la libertad sexual tipificado con toda claridad en el Código Penal", de una gravedad "nunca conocida hasta ahora en esta provincia y sin precedentes".

El PSdeG ya había pedido por la mañana a Baltar que diese explicaciones con urgencia. Seara fue más lejos. "Baltar tiene que dejar hoy mismo la presidencia de la Diputación de Ourense y, si no lo hace de motu propio, tiene que hacerlo su propio partido, Feijóo y Rajoy tienen que ponerse del lado de la mujeres y no de Baltar", zanjó.

La "inconfundible" voz

Ourense en Común, y los partidos que lo apoyaron, Anova y Podemos, pidieron también la dimisión del presidente de la Deputación. "Respetando la presunción de inocencia y la independencia judicial, entendemos que ya son suficientes los indicios de nepotismo para que el Partido Popular exija la dimisión de Manuel Baltar", señaló la marea ourensana, en recuerdo a la inhabilitación del padre del acusado y eterno presidente de la Deputación, José Luis Baltar.

El último en pedir la cabeza del líder de los populares de Ourense fue el principal partido de la oposición en la capital. Democracia Ourensana aseveró tras escuchar las grabaciones que publicó eldiario.es que estamos ante un posible caso de "prevaricación y tráfico de influencias". "Y ello ya sin entrar a valorar los que pudieran derivarse de su abuso de posición frente a la denunciante con el objetivo de obtener favores sexuales", insistió la formación que lidera Pérez Jácome.

Escuchadas las grabaciones, respecto de las que "resulta inconfundible la voz del señor Baltar Blanco", se vierten expresiones "más allá de la posible calificación delictiva de ciertos comportamientos", que son "absolutamente reprobables" y "demuestra como la familia Baltar dirigió esta provincia durante años", especificaba el comunicado. Diversos políticos de diferentes formaciones han asegurado reconocer en las grabaciones la voz del presidente de la Deputación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad