La oposición a la Xunta tratará de aprovecharse de los conflictos del PPdeG

stop

Los conservadores deben lidiar con los problemas de Santiago, Ames y Pontevedra

Hernández, Barreiro, Feijóo, Rueda y Prado en el congreso del PPdeG

22 de enero de 2013 (00:00 CET)

En el PP gallego el poder de Alberto Núñez Feijóo es indiscutible. Sin embargo, en las últimas semanas sus formaciones locales le han dado algún que otro disgusto. Una oposición que ha salido malparada de las urnas (con la excepción de la Alternativa Galega de Esquerdas de Beiras) tratará de sacar rédito de estos conflictos.

El congreso que el PPdeG celebró este fin de semana en Lugo sirvió para renovar la cúpula del partido, revalidar el poder de Alfonso Rueda y respaldar a una diputada que no atraviesa por momentos apacibles dentro del mundo municipal: Paula Prado, quien además de parlamentaria es concejala en Santiago de Compostela.

La historia de Prado

El de Prado fue uno de los nombres que se barajó para suceder a Gerardo Conde Roa al frente de la alcaldía compostelana después de que este se viera forzado a dimitir al verse implicado en una investigación por presunto fraude fiscal. Sin embargo, Conde Roa insistió en que su sustituto debía ser Ángel Currás. El grupo municipal se dividió entonces, aunque la fractura definitiva llegó cuando el nuevo regidor fue imputado en la Operación Pokemon.

Los grupos municipales de PSOE y BNG en Compostela aseguran que la situación es “insostenible” y han pedido, en numerosas ocasiones, que se convoquen elecciones anticipadas ante la situación que vive el concello. Los nacionalistas creen incluso que las tensiones dentro del PP local son tan grandes, que habría opciones de convocar una moción de censura.

Más tensiones

En medio de estas especulaciones, Feijóo nombró a Paula Prado este fin de semana número cuatro del partido, otorgándole el puesto de portavoz. En los círculos políticos esta decisión se toma como un claro guiño de la cúpula del partido a la facción de la, todavía, diputada. Fuentes del PSOE creen que la decisión del presidente gallego acrecentará las tensiones en Santiago.

“Feijóo se ha decantado públicamente por uno de los bandos en Compostela. Lo único que dejan claro todos estos acontecimientos es que el PP no es la balsa de aceite que se esforzaron en hacernos creer a todos durante las elecciones”, indican fuentes socialistas.

Currás

Sin embargo, lo cierto es que con el ascenso orgánico de Paula Prado, lo más probable es que esta abandone su puesto como concejala en Santiago, lo que podría contribuir a amainar los ánimos. Este lunes las declaraciones de Currás apuntaban ese camino.

“Siempre fui partidario de evitar acumular cargos en relación al partido y la gestión pública”, dijo Currás a los medios, para añadir que “siempre hay tensiones en cualquier grupo que trabaja en una ciudad que tiene muchos problemas y una gran proyección en Galicia y en toda España”.

Ames

Pero las tensiones públicas dentro del partido no acaban aquí. También este lunes, el alcalde de Ames, el popular Santiago Amor, comunicó el cese de funciones de su actual teniente de alcalde, Ramón García Argibay. El resto del grupo municipal continuará en su puesto.

La decisión se produce pocos días después de que seis de los 11 ediles del PP en esta localidad, encabezados por el propio Argibay, decidieran no acudir a la sesión en la que se iba a debatir el plan de obras por “disconformidades” con el alcalde.

Pontevedra

A esta situación se le unió la de Pontevedra. Este lunes, tres concejales, José Manuel Guillán, Begoña Laya y Celia Soto formalizaron su renuncia oficial a su acta. Durante meses, el portavoz municipal, Jacobo Moreira, mantuvo enfrentamientos con una parte de su equipo local.

Aunque desde la dirección del PP llaman al orden, los partidos en la oposición creen que la salida a luz de esta situación deja, “por lo menos, un escenario mucho más abierto”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad