La oleada de ataques en París se cobra más de 120 vidas

stop

El Estado Islámico reivindica los siete ataques "como venganza por Siria"; Francia cierra sus fronteras y declara el estado de emergencia

Un agente de la policía en el lugar donde se ha producido un tiroteo en París / EFE

13 de noviembre de 2015 (22:30 CET)

El miedo y el pánico se han adueñado este viernes de la capital francesa. Una oleada de atentados ha golpeado París en varias localizaciones céntricas. En los distritos 10 y 11 se han registrado dos tiroteos: uno en un restaurante y otro en la sala de conciertos Bataclan.

Asimismo, se han producido tres explosiones en los alrededores del estadio Saint Dennis. La Agence France-Presse ha elevado primero a más de 160 el número de víctimas mortales registradas durante los ataques, pero después reducía la cifra a 120. Le Monde apuntaba durante la madrugada de este viernes que el número de fallecidos se situaba en torno a los 110 para después aumentarlo, también, a más de 120.  

Vítores a Alá

Según las televisiones galas, los ataques se habrían realizado con armas automáticas (Kalashnikov) y de forma coordinada. Los testigos aseguran haber oído vítores a Alá en algunos momentos de los tiroteos. A la 1 de la madrugada (hora española), el Estado Islámico ha reivindicado el atentado en la publicación online Dabiq. "Venganza por Siria", se podía leer en el comunicado.

Por el momento no ha habido detenidos, confirma France 24. Quizás por ello, la Prefectura de Policía de París recomienda a los ciudadanos permanecer en sus hogares y no salir si no es estrictamente necesario. 

Le Bataclan

Según la policia, en el popular club parisino Le Bataclan, con un aforo de 1.500 personas, se ha producido la peor parte de la tragedia. Más de 100 rehenes han sido asesinados por los tres terroristas que entraron en el local (también fallecidos durante el asalto). Las fuerzas especiales han apuntado a la prensa que se había producido "una verdadera carnicería". En el recinto ha resultado herido, además, un periodista de Le Monde, informa el periódico.

Según explica el periodista Javier Gómez, los distritos 10 y 11 de París son de especial mezcla racial. La gran mayoría de las librerías musulmanas se encuentra en ambos barrios. 

Explosión en Saint Dennis

En paralelo, en las inmediaciones del estadio de fútbol de Saint Denis se han escuchado varias explosiones durante la disputa del encuentro entre la selección francesa de fútbol y la alemana. La detonación de los artefactos ha hecho que el presidente de la República, François Hollande, haya sido evacuado del recinto. Los espectadores han tomado el campo, y están siendo evacuados paulatinamente. 

En la puerta D de la instalación se ha encontrado un cuerpo desmembrado, por lo que varios medios coinciden en que podría tratarse de un ataque suicida. La bomba detonada habría causado cinco muertes según la policía. Al finalizar el partido, los aficionados han invadido el césped ante la imposibilidad de abandonar las gradas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad