La nueva clase social de los trabajadores pobres ya es un hecho oficial

stop

Rajoy se muestra abierto a crear un ingreso mínimo vital para las familias más vulnerables en un debate sobre el aumento de las desigualdades en España

Un hombre da una limosna en Ronda (Málaga) / Reuters

Barcelona, 13 de diciembre de 2016 (19:03 CET)

Hasta hace poco, tener trabajo significaba contar con unos ingresos suficientes para vivir dignamente. Esto es, para escapar de la pobreza. Sin embargo, en los últimos tiempos, la caída de los salarios y la pérdida de poder adquisitivo de miles de trabajadores ha engordado la bolsa de pobres en España con miles de asalariados.

Esta nueva condición, de alguna manera, se ha hecho oficial este martes en el Senado. En la sesión de control al Gobierno, el senador socialista Vicente Álvarez Areces ha replicado a Mariano Rajoy que la creación de empleo, aun siendo una medida "eficaz", "no basta" para paliar el crecimiento de la desigualdad. 

"Se ha generado una nueva clase social de trabajadores pobres, víctima de los bajos salarios y la alta temporalidad. (…) No podemos dejar abandonados a su suerte a todas esas personas que sufren situaciones tan duras como la actual", ha continuado Areces, quien ha pedido la creación de una renta mínima para las familias españolas sin ingresos.

Recuperar subsidios

Previamente, Rajoy se ha mostrado abierto a considerar la creación de este ingreso mínimo vital, así como a extender la prestación por desempleo y recuperar el subsidio para parados de larga duración mayores de 55 años.

"He tendido mi mano para hablar de estos asuntos y estoy dispuesto a hacerlo, pero el tema no está en los objetivos que persigamos cada uno, que al final serán muy parecidos, está en las recetas y políticas económicas que cada uno pretendamos aplicar", ha asegurado el presidente del Gobierno.

Según datos del último informe anual de la Fundación Foessa, asociada a Cáritas, el porcentaje de trabajadores pobres en España se sitúa ya en el 14,8%. Mientras que la tasa de pobreza entre las personas en paro alcanza el 44,8%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad