La nueva Aena coloca a los tres aeropuertos gallegos en segunda división

stop

La gestora aeroportuaria sitúa a Lavacolla, Alvedro y Peinador lejos de las terminales medianas y advierte, en el folleto de salida a Bolsa, de la grave amenaza que representa la llegada del AVE a Galicia

Ana Pastor y Rafael Catalá en el aeropuerto de Peinador

en A Coruña, 13 de febrero de 2015 (00:19 CET)

Todos en el mismo saco. Y todos en lo que se podría denominar como segunda división del sistema aeroportuario español. La nueva Aena deja claro en su salida a Bolsa, a través del folleto de admisión registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cuáles son sus prioridades. Y Galicia, en su conjunto, no está entre ellas. Alvedro, Peinador y, lo que es peor, Lavacolla, la terminal franquicia gallega, se encuentran en un grupo que está por debajo de las terminales que considera de mediano tamaño, como pueden ser Alicante, Sevilla, Girona o Menorca.

El folleto de admisión a cotización es revelador. Aena considera sus aeropuertos principales las terminales de Barajas, El Prat y Palma de Mallorca, que ocupan puestos de Champions y que organizativamente dependen de forma directa de la denominada Dirección de Red de Aeropuertos. Al margen del grupo integrado por las ocho terminales canarias, el gestor aeroportuario que depende de Fomento sitúa en una primera división a otros ocho aeropuertos: Málaga-Costa del Sol, Alicante-Elche, Ibiza, Valencia, Bilbao, Sevilla, Girona-Costa Brava y Menorca.

En la parte baja

Ese grupo de ocho terminales que ocupan esos puestos altos de la tabla es el integrado por aeropuertos con más de dos millones de pasajeros al año. Por debajo de este listón figuran los que la propia Aena califica como "Grupo II",  pero que en realidad es una tercera escala si se consideran Madrid, Barcelona y Palma como las terminales que integran lo más selecto del sistema.

En ese grupo casi de cola están  Lavacolla, Alvedro y Peinador, que conforman esa segunda división a la par que terminales como Almería, Asturias, Reus, Santander, Jerez y Granada-Jaén, entre otros. Son un total de once aeropuertos que reciben entre 500.000 y dos millones de pasajeros al año, y en el que también se integran dos bases aéreas: Murcia-San Javier y Zaragoza.

Sin tipología clara

Aena no se moja  y renuncia explícitamente a catalogar los aeropuertos gallegos en función de su especialización, uno de los caballos de batalla para articular un sistema propio y definir un modelo en Galicia que tienda a la complementariedad de las terminales.

Así, señala que Lavacolla, Alvedro y Peinador son aeropuertos, por la tipología de sus usuarios, de uso personal, de negocios y también turístico. Misma definición para Asturias, Santander y Granada-Jaén.

Llega el AVE


Lo que sí deja claro el gestor aeroportuario en su folleto de estreno en bolsa es la amenaza que representa la llegada del AVE a Galicia. La preocupación del gestor pasa por las nuevas rutas ferroviarias de alta velocidad que se implantarán, en concreto, en Galicia y en el País Vasco.

La advertencia sobre la amenaza del AVE es una constante en los riesgos inmediatos a los que apunta la nueva Aena. De hecho, estima que los tres corredores conjuntos (Madrid-Málaga, Madrid-Barcelona y Madrid-Valencia)  han perdido 4,6 millones de pasajeros con la entrada de las líneas de AVE.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad