La muerte del hincha del Deportivo coloca a Interior en el ojo del huracán

stop

El club y el sindicato de policías de Galicia aseguran que se alertó del desplazamiento a Madrid de Riazor Blues

Reunión de la Comisión Antiviolencia en Madrid

A Coruña, 02 de diciembre de 2014 (00:04 CET)

Pasados ya dos días de la multitudinaria pelea entre ultras del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña en Madrid que se saldó con la muerte del hincha coruñés Francisco Javier Romero, las miradas apuntan ahora al dispositivo de seguridad previsto para el encuentro. Son numerosas las voces que apuntan a Interior y la Comisión Antiviolencia por no prever que la rivalidad entre el Frente Atlético y los Riazor Blues podría acabar en tragedia, como así fue.

Ayer la Comisión Antiviolencia se reunió en Madrid. Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad, aseguró que los Blues desplazados a Madrid alquilaron el bus en el que se desplazaron fuera de la provincia de A Coruña, algo que dificultó tanto el control como la protección policial. El alto cargo asegura que este hecho hizo que la Policía no dispusiese del dispositivo adecuado las horas previas al encuentro. La información de la que disponían, aseguró, no hacía pensar en un desenlace fatal como el que acaeció. Ni siquiera encontraron indicios en las redes sociales de que se pactasen enfrentamientos, como apuntaron algunos medios. El partido no fue declarado de alto riesgo porque "no existen antecedentes de enfrentamientos entre los hinchas de ambos equipos en los últimos seis años".

Cien policías y 60 municipales

El Gobierno insiste en que el dispositivo marcado era el adecuado para un partido de esas características: 100 policías y 60 municipales. Se quedó muy corto.

Pero, y desde Galicia, ¿se informó de la llegada de Riazor Blues a Madrid? Esa era la pregunta que deslizaba también en la jornada de este lunes la delegada del Gobierno en la capital española, Cristina Cifuentes. En numerosas declaraciones hechas a medios de comunicación, la popular admitió que existieron fallos de seguridad y también que será necesario "determinar por qué no se pudo detectar que esto iba a ocurrir".

"Si sabía y no se advierte habrá que determinar...", dijo Cifuentes, quien a renglón seguido manifestó que no se trata de "descargar ningún tipo de responsabilidades sobre nadie".

"Se pasó la información pertinente"

Las declaraciones de la delegada del Gobierno en Madrid tuvieron rápida respuesta. Su homólogo en Galicia, el recientemente nombrado Santiago Villanueva, dejó claro, tras una reunión con el presidente Feijóo, que desde la comunidad "se pasó la información pertinente" antes del encuentro. Fue la Comisión Antiviolencia, insistió, la que declaró el encuentro de "bajo riesgo".

Villanueva, no obstante, no aclaró el contenido de la información remitida por ser "confidencial". Así que, en la mañana del lunes continuaba en el aire la incógnita de si se comunicó o no la llegada de Blues a Madrid. La respuesta la despejaron el Sindicato Unificado de Policías (SUP) y el propio Deportivo.

El Deportivo alertó

Los funcionarios policiales encargados de remitir la información relativa al desplazamiento de aficionados desde A Coruña la enviaron "en tiempo y forma". "La policía hizo bien su trabajo", asegura el sindicato, por lo menos en lo respecta a la labor llevada a cabo por la jefatura superior de policía de Galicia.

En esa información se detallaba, tras las gestiones "pertinentes", indica el SUP, "el número de entradas vendidas por la Fundación de Peñas de RC Deportivo (325), tanto a las peñas de A Coruña (110) como a dos peñas de Madrid (110), las vendidas por el RC Deportivo, el número de autobuses y la previsión de desplazamiento de Riazor Blues a Madrid (mínimo 50 seguidores)".

El BNG pide la comparecencia del ministro

El Deportivo también asegura que el director de Seguridad del equipo alertó a la Policía de que "al menos" un bus de Riazor Blues viajaba a Madrid. Desde el club rechazan que se le vendiesen las entradas. La Agencia Efe indica que la investigación policial ha concluido que fue la Federación de Peñas del Deportivo la que repartió al grupo unos cien pases.

El BNG solicitó este lunes la comparecencia en el Congreso del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para que explique las causas por las que no se activó un protocolo de seguridad mayor.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad