La moción de censura de Vilamartín prospera a pesar de una amenaza de bomba

stop

Gritos e insultos enmarcan la sesión con la que el PP regresa a la Alcaldía del concello ourensano

21 de enero de 2013 (14:34 CET)

El PP arrebató este lunes la Alcaldía de VilamartÍn de Valdeorras (Ourense) al PSdeG tras prosperar una moción de censura que devuelve el bastón de mando a la saga de los Candal. El grupo popular contó con el apoyo de dos de los tres ediles de la formación independiente Alternativa Popular Galega (APGa).

La sesión para el debate de la moción de censura fue de lo más accidentada. Hubo momentos tensos y muchos gritos e insultos de vecinos contrarios al cambio de Gobierno local que se habían trasladado hasta el centro social en que el se desarrolló la sesión.

Regresan los Candal

El recinto tuvo que ser desalojado y revisado por la Guardia Civil ante una amenaza de bomba que resultó ser falsa.

Con esta moción de censura, la popular María Jesusa Candal vuelve al sillón de regidor de Vilamartín. Ya fue alcaldesa durante casi tres años al suceder en el cargo a su padre, Manuel Candal, cuando este dimitió. Entre el período en el Gobierno local de su progenitor y el de ella, los Candal han gobernado este pequeño municipio de Ourense durante 38 años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad