La Mesa del Congreso tumba el grupo propio de En Marea

stop

Las confluencias gallega y valenciana, que tampoco tendrá grupo, tienen dos días para comunicar si se integran en el grupo de Unidos Podemos-En Comú Podem o si se van al Mixto

Alexandra Fernández

en A Coruña, 27 de julio de 2016 (21:16 CET)

Como era previsible, la Mesa del Congreso ha tumbado el grupo propio de En Marea, la coalición gallega de Anova, Esquerda Unida y Podemos. La decisión fue tomada este miércoles por mayoría y sin unanimidad, y abre un plazo de dos días para que la confluencia decida si se integran en el grupo de Unidos Podemos-En Comú Podem o si se van al Mixto.

En Marea ya había manifestado su intención de abrir negociaciones para integrarse en el grupo de Unidos Podemos, como sucedió en la anterior legislatura. La formación también había estudia la posibilidad de recurrir al Tribunal Constitucional y concluyó que la Mesa solo funciona mediante "chantajes".

Alexandra Fernández, la portavoz, recordó la actitud con CiU frente a la que han tenido con En Marea. "Se apoias ao PP para a Mesa do Congreso é moito máis doado ter grupo parlamentario, se apoias ao PP na Mesa do Congreso pódense variar os tempos nos que se toman as decisións porque hoxe non me vén ben pero mañá xa veremos.Isto demostra o modus operandi caciquil que se extende tamén ás institucións", razonó Fernández.

Aplaza la decisión sobre Convergència

La Mesa también ha rechazado la constitución como grupo de A la Valenciana (Compromís-Podemos-EUPV) reiterando que no es posible aceptar que diputados del mismo partido (Podemos o IU) se dividan en grupos distintos, el mismo argumento que en la pasada legislatura.

Sin embargo, respecto a Convergència, la Mesa ha decidido dejar en suspenso hasta la próxima semana la autorización pues tiene dudas con su nuevo nombre de Partido Demócrata Catalán (PDC), que aún no está autorizado en el registro de Interior, y porque quiere comprobar si cumple los porcentajes de voto que exige el Reglamento.

El órgano rector de la Cámara ha acordado dar dos días de plazo a la formación independentista para que aclare la situación del nombre del partido que quiere suceder a CDC y para que explique cómo cumple los requisitos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad